Pedro Sanchez
Pedro Sánchez a su llegada al Congreso. EFE

Pedro Sánchez, el candidato propuesto por el rey Felipe VI para formar Gobierno, ha reunido en la mañana de este miércoles a su grupo parlamentario para explicar la postura a tomar por el PSOE en las negociaciones para conseguir apoyos de cara a la sesión de investidura.

El candidato socialista iniciará este miércoles los contactos con los portavoces parlamentarios de cara a aglutinar los apoyos necesarios para un debate de investidura que fuentes parlamentarias calculan que pueda celebrarse a primeros de marzo. Sánchez ha asegurado que la ronda de diálogo en una primera fase incluirá a Coalición Canarias, Nueva Canarias, IU y Compromís, con quienes los socialistas van a hablar durante la jornada de este miércoles.

En su ronda de contactos, Sánchez no ha mencionado ni al PP, ni al PNV, ni a ERC, ni a Democràcia i Llibertat.

El candidato socialista  ha adelantado que el próximo jueves mantendrá una reunión con Ciudadanos y que el viernes hará lo propio con los representantes de Podemos. Sánchez avanzó el martes, después de que el Rey le encargase que intente formar gobierno, que su intención es hablar con todos los grupos parlamentarios.

"Intentaremos que hasta el sábado por la mañana tengamos ya cubiertas las reuniones con fuerzas parlamentarias que consideramos que pueden apoyarnos en la investidura y para formar gobierno de progreso y estable", ha afirmado el líder del PSOE en la reunión con los diputados y senadores de su partido en el Congreso.

En su ronda de contactos, Sánchez no ha mencionado ni al PP, ni al PNV, ni a ERC, ni a Democràcia i Llibertat.

El secretario general del PSOE se ha mostrado convencido de que "España ayer respiró aliviada por dar fin al bloqueo institucional en el que nos metió Rajoy'" y celebra que se generó una "corriente de esperanza e ilusión" con el encargo que le hizo el Rey para intentar formar gobierno.

Sánchez ha confiado en que los socialistas sepan "cubrir esa expectativas", para lo cual ha vuelto a llamar a otras formaciones políticas a "dejar a un lado los vetos y los frentes" para que España tenga un gobierno "de progreso y de cambio lo antes posible".

"Vivimos un momento histórico y tenemos que estar a la altura"

El secretario general del PSOE, ha pedido a los parlamentarios socialistas que en el camino de negociaciones que ahora se abre con otras fuerzas políticas respondan "con respeto" cuando vean "desplantes, arrogancia o propuestas inasumibles."

Sánchez ha señalado que se inicia ahora un "camino apasionante". "Vivimos un momento histórico y tenemos que estar a la altura", ha dicho para después reivindicar que el PSOE en ese camino lleva en la "mochila ilusión, respeto, principios, convicciones y generosidad".