El equipo del helicóptero medicalizado del Gobierno de Cantabria ha realizado a lo largo del año 2015 un total de 165 servicios, uno cada 2,2 días. El mayor número de salidas, 126 que suponen un 76% total, las han requerido rescates, búsquedas de desaparecidos e intervenciones en incendios forestales.

De manera individualizada, el equipo helitransportado del Ejecutivo llevó a cabo 67 rescates en todo tipo de terrenos, 26 rastreos para la localización de personas, 33 actuaciones en incendios forestales, 7 en nevadas, 4 relativas a servicios sanitarios, 4 servicios preventivos, 2 vuelos relacionados con inundaciones, 3 con espeleosocorro, 2 simulacros y 15 más en los que se atendieron otro tipo de necesidades.

En el apartado de rescates, la mayor cuantía, alcanzando las 36 intervenciones, tuvo lugar en montaña, tras un verano muy activo; 14 se realizaron en la costa y acantilados; 9 en playas, 5 en zonas interiores no montañosas y 5 en el mar, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

En estas salidas el equipo humano del helicóptero atendió a 74 personas: 21 de ellas fueron rescatadas ilesas, 20 fueron heridos leves, otros 20 fueron evacuados en estado grave, 9 en situación muy grave y 4 se encontraban fallecidas.

Aunque todas las salidas entrañan riesgo, el Ejecutivo destaca por su dificultad el rescate de una montañera con importantes lesiones en el Alto Imunia (Soba), tras caer 25 metros por una canal pedregosa de difícil acceso, con un desnivel de 45 grados.

Difíciles fueron también, según el Ejecutivo, los trabajos de salvamento de un senderista en Los Collados del Asón tras precipitarse 23 metros y quedar en un cortado de difícil acceso del que hubo que sacarle con técnicas de rescate vertical. La abundante niebla hizo que el helicóptero, tras dejar al equipo en el lugar, abandonara la zona por cuestiones de seguridad, y se evacuara al afectado por tierra.

El viento fue el protagonista en otra "compleja y peligrosa" actuación realizada con el GREIM para el rescate de tres montañeros de una cumbre secundaria de Coteras Rojas (Picos de Europa), que requirió varios intentos de acercamientos de los helicópteros de ambas instituciones.

Destacadas "por su repercusión y la situación de emergencia" que atendían fueron también los abastecimientos de alimentos, medicinas y forraje para el ganado realizados a Tresviso, tras quedarse incomunicado por un temporal de nieve el febrero pasado; y los vuelos efectuados para comprobar el estado de la situación en las inundaciones producidas los últimos días de enero y primeros de febrero de 2015.

ENTRENAMIENTOS

Además, el equipo de intervención helitransaportado realizó 67 vuelos de entrenamiento, que sumados a las 165 intervenciones descritas hacen un total de 232 salidas a lo largo del pasado año, enmarcadas en el trabajo preventivo que se realiza desde la Dirección General de Protección Civil.

Estas instrucciones "resultan fundamentales", según el Ejecutivo, para ensayar posibles casos reales y aumentar la coordinación en las actuaciones realizadas con otras instituciones como Salvamento Marítimo o Cruz Roja, con las que se realizan entrenamientos conjuntos de manera frecuente.

Los técnicos de rescate del la Dirección General de Protección Civil, los pilotos, gruístas y el personal médico de la aeronave han entrenado en mar, litoral, montaña, vías ferratas y zonas interiores todas las circunstancias que pueden darse en la región, "para garantizar rescates rápidos y eficaces en situaciones de emergencia".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.