Juncker cree "justo" limitar los beneficios sociales de los trabajadores en Reino Unido

  • "Podemos encontrar una solución si existe una voluntad política amplia".
  • Según David Cameron, la propuesta posibilita que el país conserve aquellos elementos que "funcionan" y que aportan "empleo" y "seguridad".
  • El presidente de la Comisión Europea apoya el acuerdo que Donald Tusk puso sobre la mesa de concesiones entre el Reino Unido y la Unión Europea.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pronuncia su discurso ante el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo (Francia).
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pronuncia su discurso ante el pleno de la Eurocámara en Estrasburgo (Francia).
EFE / Patrick Seeger

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, considera "justa" tanto para Londres como para los demás Estados miembros de la UE la propuesta de acuerdo con el Reino Unido presentada por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, durante la jornada del martes.

Tras varios días de intensas negociaciones entre el "premier" y los líderes de instituciones europeas, el presidente del Consejo puso sobre la mesa un posible plan que contempla concesiones al Reino Unido, a fin de alcanzar un acuerdo en la cumbre de la UE de los próximos 18 y 19 de febrero.

De ser aprobado por los Veintiocho, el primer ministro británico, David Cameron, podría convocar el prometido referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en el bloque comunitario el próximo junio, posiblemente el jueves 23, según apuntaban los medios británicos.

El plan ha sido apoyado también por Juncker, que justificó el mecanismo por el que el Reino Unido podrá limitar los beneficios sociales de trabajadores comunitarios por la decisión del país de 2004 de aceptar sin transición a los ciudadanos del Este que se sumaron entonces a la UE, lo que atrajo a muchos trabajadores.

"Permitiremos al Reino Unido utilizar este mecanismo y salvaguarda para hacer frente a las consecuencias de esa decisión", sostuvo Juncker ante el pleno de la Eurocámara.

El jefe del Ejecutivo comunitario explicó que este mecanismo tendrá un carácter gradual durante un periodo máximo de cuatro años y deberá ser limitado en el tiempo para hacerlo compatible con los tratados comunitarios. Además, Londres debería demostrar que sus servicios públicos, como escuelas y hospitales, sufren una carga imposible de asumir por el aumento de la inmigración.

La propuesta posibilita que este país conserve, en palabras de Cameron, aquellos elementos que "funcionan" para el Reino Unido y que aportan "empleo" y "seguridad".

Juncker destacó el carácter "excepcional" de la medida, como todas las derogaciones de derechos y libertades.

El político luxemburgués dijo que siempre ha defendido que el Reino Unido permanezca en la UE sobre la base de un "acuerdo justo", y explicó que ha trabajado sobre la propuesta en estrecha colaboración con Tusk y con el primer ministro británico, David Cameron.

Proteger los intereses de los países fuera del Euro

Juncker aseguró además que la base de acuerdo es justo también para el Parlamento Europeo, que ha estado y estará implicado en el proceso decisorio, participará en las próximas reuniones de este viernes y el jueves 11 de los sherpas comunitarios, y asistirá al Consejo Europeo de los próximos 18-19 de febrero, donde se espera llegar a un acuerdo definitivo con Londres.

Asimismo, recordó que la propuesta otorga un mayor papel a los parlamentos nacionales, a los que se concede una "tarjeta roja" para oponerse y poder detener la tramitación de aquellas propuestas legislativas que consideren que no respetan el principio de subsidiariedad.

En cuanto al mercado interior y a la zona euro, Juncker consideró "legítimo" que la propuesta incluya un mecanismo para proteger los intereses de los países que como el Reino Unido no pertenecen a la moneda única, al tiempo que se mantiene la posibilidad de tener "más Europa" para aquellos que lo deseen.

El ministro holandés de Exteriores, Bert Koenders, cuyo país ocupa la presidencia de turno del Consejo de la UE, destacó que va en el interés de todos responder a las preocupaciones que el Reino Unido ha planteado en áreas como el mercado único, la inmigración de los ciudadanos comunitarios, competitividad e integración económica y política.

Koenders recordó que la propuesta tiene que ser discutida ahora por los negociadores de los Veintiocho y por los jefes de Estado y de Gobierno en el Consejo Europeo de mediados de mes, al tiempo que consideró que allana el camino para los próximos pasos.

"Podemos encontrar una solución si existe una voluntad política amplia", aseguró, y recordó que en cualquier caso la última decisión sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE está en manos de sus ciudadanos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento