La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas de origen marroquí supuestamente pertenecientes a un grupo organizado al que atribuye al menos siete robos en domicilios, principalmente viviendas unifamiliares y cortijos de la provincia de Almería, tres de ellos en Níjar, si bien estos podrían superar la veintena a la espera del avance de las investigaciones.

Entre los detenidos en el marco de la operación 'Chelo' se encuentra el líder de la banda, considerado por la policía como "muy violento" y que estaba siendo buscado por varios juzgados de Almería y con una prohibición de entrada en España. Así, el juzgado ha decretado el ingreso en prisión del presunto cabecilla, mientras que, para el resto de miembros, se ha ordenado su expulsión del país.

Al grupo desarticulado también se le imputan tres robos de vehículos, así como un delito de atentado agente de la autoridad y varios robos en interior de coches, según ha señalado la Comisaría en una nota.

Los agentes han recuperado un vehículo, una videoconsola, un ordenador, un televisor, 650 euros en efectivo, dos teléfonos, varias piezas de joyería y han incautado seis kilos de marihuana. Los arrestados estaban "perfectamente estructurados" para realizar los asaltos y una vez cometidos, según las pesquisas, se reunían en sus domicilios para repartir el botín e introducir los objetos robados en el mercado ilegal.

Los investigadores han destacado la "gran movilidad" de los acusados a la hora de cometer los robos, de forma que eran "muy activos" en algunas localidades como Níjar, donde fijaron varios objetivos. Así, el grupo vigilaban las viviendas seleccionadas para conocer las rutinas y horarios de moradores.

Cuando el domicilio se encontraba vacío, varios de los miembros forzaban puertas o ventanas para acceder al interior, mientras que uno permanecía en las inmediaciones a bordo de un turismo robado en actitud vigilante para detectar la presencia policial y preparado para huir del lugar a toda velocidad. Normalmente los hechos delictivos eran cometidos en horas nocturnas.

Chocaron con un vehículo policial

Los integrantes de la banda fueron sorprendidos por los agentes mientras huían de uno de los domicilios asaltados, de forma que mientras que intentaban escapar, colisionaron frontalmente con un vehículo policial. No obstante, los agentes consiguieron detener a uno de los delincuentes.

El turismo utilizado en esta ocasión había sido sustraído en Nijar y fueron recuperados en el interior del coche una videoconsola, un ordenador, un televisor e incautados seis kilos de marihuana que transportaban envueltos en una manta. Otra de las vertientes delictivas del grupo se basaba en robar en interior de vehículos.

La investigación culminó el pasado miércoles día 27 de enero, con la localización y detención, en un autobús con destino a Bélgica, de los otros tres miembros de la banda cuando se disponían a abandonar el país. En el momento del arresto fueron recuperadas varias piezas de joyería, 650 euros en efectivo y tres teléfonos móviles.

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Brigada de Policía Judicial en colaboración con agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.