La Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación ha efectuado la contratación de 19 trabajadores (14 trabajadores sociales y cinco técnicos valoradores) para acelerar el acceso al sistema de dependencia, dar salida a expedientes paralizados y mejorar la calidad del servicio y un total de 59 trabajadores en distintas residencias.

Según han informado desde el Govern, estos 19 trabajadores se suman a los 60 trabajadores de la Fundación de Atención y Apoyo a la Dependencia y Promoción de la Autonomía Personal de Baleares destinados a cubrir la tramitación de los expedientes.

Desde el departamento dirigido por Fina Santiago Cabe han destacado que la contratación temporal de estos trabajadores "desatacará el servicio de valoración y elaboración de los programas individuales de atención (PIA) y resolverá los expedientes paralizados en los primeros pasos de la tramitación.

En este sentido, han resaltado que este atasco está generado en gran parte por la entrada masiva, el pasado 1 de julio, de 4.000 casos pendientes de la elaboración del PIA y que se sumaron a las 2.000 solicitudes que había pendientes.

Por su parte, las contrataciones de los 59 nueve empleados en residencias corresponden a nueve trabajadores incorporados Oms-San Miguel, nueve en Son Güells (Mallorca), 21 en Can Raspalls y 15 en Can Blai (Ibiza), además de un trabajador social y dos trabajadores destinados a los departamentos de gestión de las residencias.