Les tatúan temporalmente el teléfono de sus padres para que no se pierdan

Una niña es tatuada en la playa de Sheveningen, Holanda.
Una niña es tatuada en la playa de Sheveningen, Holanda.
EFE

En la playa de Sheveningen, Holanda, tatúan temporalmente a los niños para evitar que se pierdan de sus padres. Así, los niños que se extravían pueden localizar con facilidad a sus progenitores.

La medida puede parecer drástica pero el asunto no es para menos. De hecho, en nuestro país el 77% de los niños fallecidos por ahogamiento en instalaciones acuáticos habían sido "perdidos de vista por sus padres o cuidadores" cinco minutos antes de registrarse el percance mortal, según un informe de la asociación de Defensa e Integración de Accidentados (DIA).

Cada año mueren en España entre 70 y 150 niños por ahogamiento en playas, piscinas, ríos o embalses. El 86% de estas tragedias se produce en instalaciones privadas.

Hay que tener muy en cuenta los riesgos que se corren cuando hay niños.
El mayor riesgo lo corren los niños de entre 1 y 4 años, y
el 60% de los menores que sobreviven a un accidente acuático tendrán secuelas permanentes.

"Piscinas, lagos, ríos, canales o el mar son los lugares más comunes para pasar estos días de sol. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta los riesgos que se corren cuando hay niños", aseguró el presidente de DIA, Francisco Canes.

Enseñar a nadar a los hijos desde corta edad y eludir factores que favorecen los cortes de digestión, como una exposición prolongada al sol antes del baño, una inmersión brusca sin adaptación previa a la temperatura del agua o un esfuerzo físico intenso son otras de las propuestas defendidas por DIA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento