"Desacelera, desacelera (...) no consigo, Dios mío": la caja negra revela la desesperación de los pilotos al aterrizar en Sao Paulo

  • Han hecho públicas partes de las conversaciones de la torre de control con los pilotos del avión siniestrado en Sao Paulo.
  • En el accidente, el peor de la aviación brasileña, murieron 200 personas.
  • El estado de la pista, falta de drenaje, un fallo humano y el exceso de velocidad, entre las causas barajadas.

Los datos extraídos de la caja negra del avión que se estrelló el 17 de julio en Sao Paulo y causó 200 muertos muestran la desesperación de los pilotos, que señalan un problema de la aeronave y que la pista estaba resbaladiza, informó hoy la comisión parlamentaria que estudia el caso.

Dicha comisión, que investiga el actual caos en el transporte aéreo en Brasil, dio a conocer las transcripciones de la caja negra después de que un diario divulgara parte de los datos y señalara que el accidente pudo deberse a un error humano.

Según la comisión legislativa, la grabación refleja la desesperación de los pilotos al no conseguir frenar la aeronave por ningún medio tras aterrizar en el aeropuerto Congonhas de Sao Paulo, así como el ruido del impacto y los gritos de los pasajeros.

Los diálogos, escritos en inglés por los expertos que analizaron la caja negra en Estados Unidos, fueron traducidos por los propios parlamentarios durante una sesión que inicialmente iba a ser secreta.

Pocos minutos antes del accidente y cuando piden autorización para aterrizar, uno de los pilotos le recuerda al otro y a la torre de control que uno de los "reversos" (freno auxiliar en la turbina) está desconectado por problemas mecánicos.

El piloto pidió información sobre el estado de la pista, cuyas condiciones de seguridad han sido cuestionadas debido a que carecía de ranuras para facilitar el drenaje del agua, y la torre de control respondió en dos ocasiones que estaba "mojada y resbaladiza".

Poco después de tocar suelo, el piloto advierte de que sólo un reverso funciona pero que los "spoilers" (frenos aerodinámicos) no se activan.

"Desacelera, desacelera..."

"Mira eso. Desacelera, desacelera, desacelera", le pide el copiloto.

"No consigo, no consigo", responde el piloto, antes de agregar "Dios mío, dios mío".

"Acelera, gira, gira, gira. Para... gira, gira...", va instruyendo el copiloto ante la imposibilidad de frenar el avión.

Enseguida se escuchan los ruidos de los impactos y de gritos de hombres y mujeres, según la grabación.

"Oh, no", dice finalmente la torre de control.

Sin conseguir frenar, el avión terminó estrellándose contra una bodega de la misma empresa TAM y el choque causó la muerte de las 187 personas que iban a bordo y de al menos 13 que estaban en tierra.

Según el diario "Folha de Sao Paulo", los datos técnicos de la caja negra indican que la mayor tragedia aérea en la historia de Brasil pudo haber sido provocada por un error humano, ya que los pilotos al parecer manipularon de forma inadecuada uno de los mandos del avión, lo que impidió que la aeronave frenara.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento