Los ecologistas denuncian la situación de abandono de las Salinas de Marchamalo

  • Los dueños tienen la intención de construir viviendas unifamiliares en este espacio protegido
  • Desde 1994 no se extrae sal, una actividad que sería rentable
.
.

Miembros de la Asociación de Naturalistas del Sureste  (ANSE), se concentraron ayer en las salinas de Marchamalo en la ribera del Mar Menor, para denunciar el abandono y la degradación que sufre este espacio protegido desde 1.990.

Es inaceptable que unas salinas que reciben financiación por parte de la Comunidad lleven años sin extraer la sal

Clavando quince cruces de madera por la pérdida de especies protegidas y levantando pancartas advirtiendo de que las salinas se mueren, los de ANSE quieren mostrar la ineficacia en la gestión de este espacio natural. Esta acción simbólica de protesta es la tercera denuncia que realizan en la zona. Con ella advierten que si se lleva a cabo la construcción de viviendas en Marchamalo, tal y como pretenden, la zona corre peligro.

Por ello, han pedido a la consejería de Desarrollo Sostenible que expropie este espacio para evitar su construcción, a la vez que exige que se extraiga la sal que sería muy rentable "si se construyen viviendas unifamiliares en el entorno agrícola de las salinas de Marchamalo produciría la destrucción casi definitiva del entorno".

La Asociación considera inadmisible la situación en la que se encuentran este espacio del que no se extrae sal desde 1.994, a pesar de que los propietarios de este espacio natural reciben subvenciones de la Comunidad Autónoma desde hace doce años para su conservación. Lejos de conseguir su conservación están agravando todavía más el problema ya que si no extraen nada, cada día hay más charcas con una concentración mayor de sal que imposibilita el desarrollo de la vida en estas salinas", precisa el presidente de Anse, Pedro García.

Este espacio natural cuenta con cinco figuras de protección, cuatro de ellas internacionales, acoge aves acuáticas reproductoras e invernantes, por lo que los ecologistas piden actuaciones de recuperación, "es el momento de que la administración aplique medidas más contundentes, desde nuestro punto de vista en primer lugar se tendría que extraer la sal, e incluso iniciar un proceso de expropiación de las salinas con el fin de garantizar una forma de manejo más acorde con el nivel de protección que tienen".

La Asociación de Naturalistas exige un Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) -paralizado desde hace años- que regule la zona del litoral.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE CARTAGENA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento