El Ayuntamiento o Palacio de la Asamblea de Melilla ha abierto este lunes parcialmente sus puertas después de estar una semana cerrado tras el terremoto ocurrido la madrugada del 25 de enero, después de los trabajos realizados en su interior para solventar los daños ocasionados por el seísmo.

Según ha informado este lunes un portavoz de la Ciudad Autónoma, desde este lunes el acceso estará permitido únicamente para los funcionarios y trabajadores municipales, mientras que para los ciudadanos en general está previsto que se facilite la entrada a partir del miércoles, 3 de febrero.

No obstante, casi la mitad de las dependencias del Ayuntamiento permanecerán cerradas mientras se realizan las labores de reconstrucción y arreglo de desperfectos ocasionados por el seísmo de 6,3 grados en la escala Richter con epicentro al sur del Mar de Alborán, que se sintió con fuerza en Melilla el pasado lunes.

De este modo continuarán restringidos para funcionarios y ciudadanos la Consejería de Cultura y Festejos; Sección de Establecimientos y Gestión Administrativa de Medio Ambiente; Salón de Plenos y Salón Verde, que no se utilizarán hasta la consolidación definitiva de los torreones norte y sur (previsto aproximadamente para el 17 de febrero); el área de Servicios jurídicos; Contratación; Archivo del Reloj y escalera secundaria norte. Por último, ha avisado que ocasionalmente se acotarán zonas para la reparación puntual de elementos.

El terremoto, además de obligar a cortar varias calles que este domingo quedaron reabiertas, ha provocado en Melilla 26 heridos leves —dados todos de alta— y daños por valor de 11,9 millones de euros en edificios, viviendas, vehículos y otros bienes de los melillenses.

Consulta aquí más noticias de Melilla.