Molestos en la Zona Norte por la paralización de las obras de la pasarela para peatones sobre la vía del tren

  • El motivo reside en el "inminente" inicio de las obras para la elevación del ferrocarril
  • Los residentes de este área de la ciudad llevan desde 2001 reivindicando una solución al problema
Los peatones que atraviesan el puente que une Palos Blancos y San José Obrero "ponen en riesgo su integridad física".
Los peatones que atraviesan el puente que une Palos Blancos y San José Obrero "ponen en riesgo su integridad física".
L.R.

Los vecinos de las barriadas de Las Flores, Palos Blancos y San José Obrero están molestos. Y es que, a pesar de que en junio de 2004 la Gerencia Municipal de Urbanismo, que en esa época dirigía Pedro Pacheco, aprobó el proyecto de construcción de una pasarela para peatones que permitiría cruzar las vías del tren a su paso por la zona –y que incluso tenía un presupuesto destinado de 218.000 euros–, "nos han comunicado que esta mejora no va a ejecutarse".

"Llevamos desde 2001 reivindicando este paso. Hemos salido a la calle en muchas ocasiones, remitido escritos a todas las administraciones y nada. Sólo hemos conseguido que se colocará en una ocasión un cartel de inicio de obras que más tarde fue retirado", explica el presidente de la asociación de vecinos de Palos Blancos, Jesús Palomo.

El motivo de esta decisión reside en que "desde la GMU tienen pensado iniciar las obras para la elevación del tren lo antes posible", una fecha que podría situarse a finales de este año, como anunció en su día la parlamentaria Mamén Sánchez.

"Para el Ayuntamiento, la construcción de una pasarela ya no es necesaria, aunque nosotros tendremos que esperar dos años –fecha en la que acabarán las obras– para poder pasar de una barriada a otra sin poner en peligro nuestra seguridad", recalcan los vecinos.

Hay que recordar que Palos Blancos y San José Obrero están separadas por la vía del tren y que sólo existe un punto por el que se puede acceder de una o otra zona a través de un paso a nivel que carece de acerado. Además, éste "es demasiado estrecho y si hay dos vehículos pasando por él los peatones ponen en riesgo su integridad. Sin contar con las cerradas curvas y cambios de rasante que hay en este puente".

Con ello, desde la asociación de vecinos de San José Obrero, que preside Antonia Reyes, "hemos solicitado una reunión con el nuevo delegado de Urbanismo, Juan Pedro Crisol, para tratar este tema. De momento, preferimos manternos en silencio hasta que se produzca esta cita. Cuando conozcamos los detalles decidiremos que acciones emprender".

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE JEREZ.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento