El marinero muerto del buque pesquero español "Jose y Rafaela" falleció a causa de un golpe de calor, según determinaron los forenses del hospital de Limassol (Chipre).

Las muertes por golpe de calor se dan por un fallo multiorgánico después de que los mecanismos que regulan la temperatura corporal fallan por el excesivo calor.
El otro marinero se encuentra en cuidados intensivos y aislado del resto

Las autoridades portuarias de Limassol fueron informadas poco después de esta media noche de que en el pesquero español, anclado en ese puerto, se encontraba una persona en coma.

La muerte del marinero español se constató poco después por los médicos de turno, tras el traslado del hombre de 38 años al hospital de Limassol.

El "Jose y Rafaela", con once tripulantes a bordo, navegaba ayer por aguas territoriales de Chipre cuando el capitán del barco informó a las autoridades de Larnaca de que otro de sus tripulantes había enfermado de gravedad.

Un helicóptero de la policía de Chipre trasladó a un marinero de 53 años al hospital de Larnaca, donde se encuentra en la unidad de cuidadanos intensivos y aislado del resto de los pacientes.

Se levanta la cuarentena

Tras el examen sanitario del barco, las autoridades chipriotas han levantado la imposición de cuarentena a la que estaba sometida el pesquero español.

El fin de la cuarentena se ordenó después de que los exámenes sanitarios realizados no dieran indicios de la existencia de una enfermedad infecciosa, confirmando así, que la muerte del marinero fue por un golpe de calor.