González dice que ni PSOE ni PP deberían impedirse gobernar y que Podemos son "leninismo"

  • En una entrevista al diario 'El País' el expresidente ha criticado duramente a la formación de Pablo Iglesias y ha desaconsejado un pacto de éstos con el PSOE.
  • "El comportamiento arrogante de Podemos, con humillaciones que ponen al descubierto cuáles son sus verdaderas intenciones, no se debe aceptar", asegura.
Felipe González comparece tras su viaje a Venezuela.
Felipe González comparece tras su viaje a Venezuela.
EFE
Felipe González no ha cambiado sus recelos hacia Podemos, al entender que quiere, literalmente, liquidar y no reformar el marco democrático de convivencia y de paso, a los socialistas. Para González, la formación morad es "puro leninismo". Por su parte, Aznar ha preferido advertir de las consecuencias que pudiera tener la entrada de una partido como Podemos en un ejecutivo liderado por Pedro Sánchez al creer que es una amenaza para nuestro sistema democrático y nuestras libertades.

El expresidente del Gobierno Felipe González (1982-1996, más de trece años en el cargo) ha arremetido en una entrevista contra Podemos y ha dado una visión pesimista sobre el estado del Congreso y las dificultades para la formación de gobierno en una entrevista concedida a El País.

González, que dejó su puesto de consejero en Gas Natural tras más de cuatro años y que actualmente dirige la defensa jurídica del opositor venezolano Leopoldo López y del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma (ambos en prisión), dedicó buena parte de la entrevista a criticar a Podemos, que en su opinión pretende "liquidar el marco democrático de convivencia y, de paso, a los socialistas", porque "son puro leninismo 3.0".

"El comportamiento arrogante de los líderes de Podemos, con humillaciones que ponen al descubierto cuáles son sus verdaderas intenciones, no se debe aceptar", asegura González, que les acusa de tener "posiciones parecidas a las que han practicado en Venezuela sus aliados".

"Es notable que es muy fuerte el rechazo a Rajoy, que no ha querido ni quiere asumir responsabilidades como dirigente del PP y del Gobierno", dice el expresidente en la entrevista, pero añade que "igual de fuerte es el rechazo a Pablo Iglesias por la reacción que inspira su política liquidacionista".

Así, González no cree en un Gobierno que se base en un pacto del PSOE con Podemos ya que "si tenemos en cuenta la aritmética parlamentaria, sí es posible ese Gobierno, pero con enormes dificultades para llevar adelante una tarea de Gobierno reformista y progresista".

Sobre una posible gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos el expresidente afirma que es "una propuesta que nace de un fracaso y que no se plantea la gobernanza de España en el medio plazo". Para lograr la formación de un gobierno, en el que ni PSOE ni PP deberían impedir que el otro llegue a gobernar, hay que "abandonar estrategias de trileros como las que hemos visto el viernes pasado".

Felipe González hacía ver la necesidad de que "haya un Gobierno con programa acordado para España, porque lo necesitamos, incluso si no es el Gobierno que más me guste a mí personalmente". En una entrevista anterior concedida a Telecinco apostaba "por un gobierno del Partido Popular y Ciudadanos, aupado gracias a la abstención del PSOE".

Sobre el indepentismo, afirma González que "la crisis aumenta de tamaño por la aparición del secesionismo, que plantea un desafío para una España que ha sido un espacio público compartido durante 500 años" y acusa a Podemos de "plantear con disimulo la autodeterminación".

"Soy muy crítico con el inmovilismo y me gusta muy poco la respuesta judicial, porque creo que lo prioritario en política es una respuesta política como paso imprescindible", criticaba la actuación del actual Ejecutivo de Mariano Rajoy y como solución afirmaba que "deberíamos federalizar nuestro modelo autonómico, garantizando la descentralización política y la financiación, preservando el poder del Gobierno central".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento