La Fiscalía de Medio Ambiente ha solicitado a la Comunidad de Madrid que realice una inspección a la perrera municipal de San Lorenzo de El Escorial, ubicada en el Prado de los Guindos, a raíz de una denuncia de ´El Refugio´ por las "deplorables" condiciones de más de 200 perros, la mayoría utilizados para cazar.

Una vez que el Juzgado le dio traslado de los hechos denunciados, el fiscal de Medio Ambiente pidió una inspección en materia de Sanidad a la Consejería de Medio Ambiente y otra en materia de protección animal a la Consejería de Innovación Tecnológica.

La asociación El Refugio recibió numerosos avisos telefónicos e emails sobre el estado en que se encuenran los perros
La denuncia contra la perrera se produjo tras recibir la asociación ´El Refugio´ numerosos avisos telefónicos y correos electrónicos sobre el estado en el que se encuentran los perros, que iban acompañados de imágenes y fotos.

 

Ante esta situación, la asociación presentó una denuncia ante los juzgados de instrucción de El Escorial, al considerar estos hechos constitutivos de una presunta falta de abandono y un delito de maltrato animal.

Según la asociación, los responsables de la perrera podrían haber incurrido, igualmente, en numerosas faltas administrativas, según la Ley de Protección Animal de la Comunidad de Madrid.

"Estado terrorífico"

En un comunicado, el presidente de ´El Refugio´, Nacho Paunero, aplaudió que la Fiscalía haya decidido investigar los hechos, ya que, según denunció, "el estado de los perros utilizados para la caza es terrorífico en muchos casos". "Sólo queremos que los animales estén en buenas condiciones", apuntó.

Sobre el estado de los animales, la asociación se quejó de que la mayoría de ellos se encuentran permanentemente enjaulados y atados, "tumbándose en sus propias heces y comiendo la comida que les tiran de vez en cuando".

Además, a ´El Refugio" le resultó "sorprendente" que "supuestamente" el Ayuntamiento de El Escorial sea responsable de "tan deplorable lugar y tenga constancia de los hechos supuestamente ilícitos y no ponga medio para impedir" que los caninos estén sometidos a estas condiciones.