El Gobierno va a abrir una investigación "a fondo" sobre las denuncias de abusos a menores extranjeros no acompañados en centros de acogimiento en Canarias.

Así lo ha señalado el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, quien aseguró que varios Ministerios, que no quiso precisar, serán los encargados de investigar las graves denuncias contenidas en el informe presentado esta semana por Human Rights Watch.

Todavía no hay evidencias de los abusos denunciados

Esta organización de defensa de los derechos humanos exigió el cierre de los centros de acogida inmediata (CAI) para menores extranjeros no acompañados que existen en Canarias, al haber documentado en ellos "abusos y violencia".

El ministro también ha recalcado que la Fiscalía ya había abierto una investigación sobre esa cuestión, pero "no ha encontrado ni un sólo signo de que fueran ciertas las denuncias, ni ningún tipo de evidencia".

"No es competencia del Estado sino de la comunidad autónoma de Canarias, pero da igual, aquí lo importante es preservar los derechos de los menores", dijo Caldera.