Oscar
Preparativos de la 87 edición de los premios Oscar, en febrero de 2015. GTRES

Tras la polémica levantada por el hecho de que entre los nominados a la 88 edición de los premios Oscar no haya ni una sola persona de raza negra, la Academia de Cine de Hollywood anunció que revisaría sus estatutos para evitar que esto (que ocurre por segundo año consecutivo) sucediera de nuevo.

Una de las causas a las que más se apuntaba o que más recelo levantaba entre la comunidad de color en el mundo del cine, algunos de cuyos miembros han decidido boicotear la gala negándose a asistir a la misma, era la composición de la lista de académicos, ya que el 93% de los 6.000 miembros de la Academia de Hollywood son blancos y el 77% son hombres mayores de 60 años.

Ahora la academia, presidida por la afroamericana Cheryl Boone Isaacs, ha mandado a todos sus miembros las nuevas normas que se implantarán para rejuvenecer la lista de los académicos, así como para tratar de garantizar una diversidad de sexo y raza dentro de la misma.

No estamos excluyendo a los miembros de más edad Según informa The Holliwood Reporter, la primera medida será revisar el derecho a voto de cada académico cada 10 años, de forma que los miembros inactivos o que ya no trabajen en la industria del cine perderán su derecho a voto. Sólo obtendrán derecho de por vida los que hayan trabajado en la industria en tres décadas o los que hayan sido nominados o ganadores de un Oscar.

"No estamos excluyendo a los miembros de más edad", aseguraba la Academia, que explicaba que "hay un número de miembros de la Academia que tuvo una breve carrera y dejó el negocio" y excluyéndolos quieren "fortalecer, apoyar y mantener la credibilidad de los Oscar".

Además, la Ademia de Cine anunció que se nombraran próximamente tres nuevos miembros de la junta de gobierno que serán designados por el presidente en febrero y que serán mujeres y personas de color. También está "reclutando activamente nuevos miembros" e invitando a los miembros que no están en la junta de gobierno a participar en los comités de la organización.

"La diversidad ha sido un debate en curso desde hace muchos años", dice la carta enviada a los miembros de la Academia, por lo que "los cambios tienen por objeto aumentar la diversidad en nuestra membresía y gobernanza". La presidencia ha recordado además que los miembros no tienen por qué esperar a ser invitados a los órganos de dirección, sino que pueden presentar sus candidaturas de forma autónoma.

"Todos estos son cambios sustantivos abrirán nuestro gobierno a una gama más amplia de miembros, lo que tendrá un impacto significativo y positivo en la Academia", dice la nota.