De Guindos, Sáenz de Santamaría, Rajoy y Montoro
De izquierda a derecha: Luis de Guindos, Soraya Sáenz de Santamaría, Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro. Sergio Barrenechea / EFE

La Comisión Europea (CE) identifica la "elevada deuda pública" en España como un factor de "vulnerabilidad" para nuestra economía y así lo ha expuesto este lunes en su estudio trienal sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas de los Estados miembros.

España presenta un alto riesgo en el medio plazoEl Informe 2015 sobre Sostenibilidad Fiscal publicado esta jornada considera que España no muestra estrés fiscal en el corto plazo y tampoco en el largo plazo, pero sí aprecia un "alto riesgo" en el medio plazo por "las perspectivas de un alto volumen de deuda pública" en las proyecciones que ha realizado Bruselas.

Según sus cálculos, la deuda pública española alcanzará un máximo del 101% del PIB a finales de 2016 y se rebajará ligeramente al 100% en 2017. "Hay un 40% de posibilidades de que el ratio en 2020 sea mayor al registrado a finales del año 2015", dice el informe. Esa cifra —según los últimos datos oficiales de noviembre— se eleva a 1,067 billones de euros, un 99,82% del PIB.

El informe trienal de la Comisión para España estima que el superavit primario se reducirá del 0,6% del PIB en 2015 al 0,2% dos años después, en 2017. Y que el crecimiento económico en este período pasará del 3,1% del PIB en 2015 al 2,4% en 2017, unos porcentajes inferiores a los calculados por el Ejecutivo de Rajoy.

La Comisión no observa riesgos a largo plazo debido a las "reforma de las pensiones""En circunstancias económicas normales y si no hay cambios en las políticas fiscales presentadas para el último informe, la deuda pública permanecerá cercana al 100% del PIB y bajará al 92% en 2026", dice Bruselas. Muy lejos del objetivo del 60% establecido para 2030. "Esta distancia requerirá un ajuste fiscal significativo", dice Bruselas.

Esta bajada de apenas ocho puntos de deuda en diez años "representa un alto riesgo para España", asegura el informe. Y calcula un escenario alternativo en el que el crecimiento de España sea medio punto inferior al esperado y aumente un punto los tipos de interés. "En ese caso, la deuda solo bajará hasta el 97% en 2026".

Escenarios de la deuda pública en España, según Bruselas

La Comisión no observa sin embargo que existan riesgos a largo plazo, debido a las "reforma de las pensiones" que se ha realizado en los últimos años en nuestro país.

La CE apoya un "gobierno estable"

Apenas unas horas antes de publicarse el informe, el portavoz comunitario Margaritis Schinas, durante la rueda de prensa diaria de la Comisión, reiteró su apoyo a que emerja un "gobierno estable" en España aunque declinó ofrecer cualquier "indicación y opinión adicional" sobre las negociaciones para conformar el nuevo Ejecutivo español tras las elecciones del 20-D.

Schinas remitió a los medios a la opinión de la CE sobre el proyecto presupuestario para 2016 en España —un tirón de orejas a nuestro país, al considerar que incumpliríamos el objetivo de déficit— y al informe detallado que se presentará a finales de febrero sobre la economía española.

Un borrador de este informe ya ha sido filtrado y la agencia Reuters ha tenido accedo a él; el documento advierte de que "las dificultades de la formación de un gobierno podrían frenar la agenda de reformas y provocar una pérdida de confianza y una disminución de la confianza del mercado".

"España está en una trayectoria de recuperación y lo que puede afectar a todo esto es un Gobierno que revierta las reformas realizadas y que tenga una agenda de política económica incorrecta", ha advertido por su parte el ministro Luis de Guindos, durante una entrevista en Capital Radio. El titular en funciones de la cartera de Economía ha alertado también de que "cualquier experimento" político generaría muchas dudas pues España sigue siendo "vulnerable" en desempleo y en endeudamiento.