ADSL
Las operadoras no ofrecen las velocidades de ADSL que publicitan. Wiccked / FLICKR

Si tienes la opción de poder contratar ADSL o fibra óptica, ten presente que no siempre necesitarás poner esta última para tener en tu hogar buena velocidad en la conexión a Internet. El blog de Fotocasa se hace eco de los consejos que HelpMyCash da al respecto.

Velocidad de conexión
Debes tener en cuenta que la velocidad (representada en MB) del ADSL no es real, sino un máximo alcanzable. Es decir, si Orange te ofrece 20 MB en ADSL en realidad te está vendiendo una conexión que puede llegar como máximo a dicha cifra, pero tal vez solo puedas disfrutar 8 MB. Por el contrario, la fibra óptica es velocidad real: la que se ofrece es la que se disfruta. Si además subes vídeos o fotografías con mucha resolución, la fibra óptica ya alcanza velocidades simétricas de subida. Esto quiere decir que permite subir información a la red a la misma velocidad con la que la descarga.

Mira en la letra pequeña del contrato si se exige un compromiso de permanenciaUsabilidad
No es lo mismo que utilices tu conexión a Internet para consultar el correo electrónico o redes sociales que para disfrutar de los contenidos de tu SmartTV. En el primer caso, con una conexión sencilla de ADSL tendrás más que suficiente. Si estás suscrito a una de las plataformas online de contenidos audiovisuales –como Netflix o Wuaki–, podrías apurar tu conexión de ADSL, ya que suele exigir 5 MB. Sin embargo, para disfrutar de contenidos en HD o de los paquetes de TV, deberás elegir fibra óptica.

Precio
El precio suele ser el elemento que acaba decantando la balanza, pero ¿es más cara la fibra óptica que el ADSL? Desde hace tiempo se comercializa la velocidad más baja de FTTH al precio del cobre, por lo que no hay demasiadas excusas para disfrutar de la velocidad real. La pregunta que debes hacerte es: ¿cuánto estás dispuesto a pagar por tener una velocidad superior?

Instalación
La fibra óptica no utiliza el cableado normal de la línea telefónica. Eso significa que si elegimos esta opción, debemos tener presente que un técnico irá a nuestra casa para hacer la instalación. Esto puede significar que el proceso sea un poco más lento que con el ADSL.

La letra pequeña
No debes pasar por alto la letra pequeña del contrato. Esto incluye si la compañía exige un compromiso de permanencia o del tiempo que te da de margen para rechazar la portabilidad.