Una mujer inglesa de 49 años ha fallecido este sábado tras ser presuntamente asesinada por su marido, que la ha estrangulado con el cable del cargador del teléfono, en su domicilio de Mallorca, en la calle Bella Vista de la localidad costera de Calviá, han informado fuentes del 061.

No existían antecedentes ni denuncias previas de malos tratos El marido, también inglés y de 50 años, llamó a las 3.20 al servicio de emergencias 112 y confesó que había matado a su mujer.

La Policía Local de Calviá y una UVI móvil del 061 se personaron en el domicilio y el equipo sanitario intentó reanimar a la mujer, que había sufrido una parada cardiorespiratoria, si bien no pudo evitar que falleciera. Los profesionales sanitarios observaron que la mujer tenía significadas marcas en el cuello que desvelaban que había sido estrangulada.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y ha detenido al marido como presunto autor de la muerte de su mujer.

La Delegación del Gobierno en Baleares ha confirmado que no existían antecedentes ni denuncias previas de malos tratos en el caso. El presunto asesino residía desde hace diez años en Mallorca y la mujer vivía entre la isla y Londres. El matrimonio tiene una hija residente en Inglaterra.