Rescate en Algete
Un equipo de emergencias rescata a una recién nacida que estaba abandonada en un cuarto de contadores. SUMMA 112 MADRID

La bebé abandonada el 30 de diciembre en Algete (Madrid) ha recibido el alta hospitalaria tras descartar que tuviera un tumor congénito benigno en el pulmón, aunque se le ha detectado una atresia pulmonar sin gravedad, según ha dicho este viernes el consejero madrileño de Sanidad, Jesús Sánchez Martos.

Tras visitar un taller de hábitos saludables y prevención de lesiones musculoesqueléticas en escolares en el colegio Luis Buñuel de Alcobendas, Sánchez Martos ha añadido que el estado de salud de la niña es "ideal", aunque tendrá que ser intervenida en el futuro por la atresia pulmonar.

Además, hasta que se le realice la operación pasará diferentes revisiones médicas periódicas para controlar esa cardiopatía congénita, ha matizado.

La pequeña, que recibió el alta el pasado martes, fue hallada el 30 de diciembre en un cuarto de contadores de un edificio de Algete con síntomas de hipotermia y trasladada de inmediato al hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes, donde permaneció en una incubadora, y el día siguiente fue remitida al Gregorio Marañón.

El servicio de Emergencias 112 de la Comunidad recibió hacia las cuatro de la tarde un aviso de que en el número 6 de la calle Pazos de Algete había un bebé abandonado, por lo que se avisó a la Guardia Civil y al Servicio de Urgencia Médica de Madrid (Summa), que hallaron a la niña cubierta con una chaqueta aunque presentaba signos de hipotermia en manos y pies.

Ahora la menor está tutelada por la consejería de Asuntos Sociales y es "la niña adoptiva de la Comunidad de Madrid", ha continuado el consejero.

El consejero ha hecho hincapié en pedir a los padres que no puedan hacerse cargo de sus niños recién nacidos que entreguen a los menores en los hospitales de la región, porque ello "siempre será mejor que abandonarlos y no está penalizado".

Consulta aquí más noticias de Madrid.