Nunca un par de caniches causaron tantas molestias a una comunidad de vecinos. La inquilina de la vivienda situada en la calle Sol Naciente, 20-6.º izquierda (Albufereta), tiene alojados de forma permanente en el balcón de su casa a dos perros que han ocasionado continuas molestias de ladridos e insalubridad a sus vecinos.

Ante la denuncia que ha realizado la residente del piso de abajo, según comentan otros vecinos del inmueble, la Concejalía de Sanidad obliga a la propietaria de ambos canes a que en un plazo de diez días los retire del balcón y presente la documentación que acredite que tiene a los dos caniches en su posesión y que estén inscritos en el censo municipal de animales. Si no, se expone a una multa que puede llegar a los 15.000 euros.

Según la denuncia, los dos caniches están encerrados de forma permanente en el balcón y sus orines caen a la galería del piso inferior. 20 minutos intentó ayer ponerse en contacto con la propietaria, sin éxito. Según la ordenanza municipal de tenencia de animales de compañía, su presencia en viviendas queda condicionada a un alojamiento adecuado, a no atentar contra la higiene y la seguridad pública y a que no causen molestias.

En buenas condiciones

Se prohíbe la permanencia continuada de los perros en las terrazas y balcones, que ladren por la noche. También, que el animal quede a la intemperie en condiciones climatológicas adversas.

Cuéntanos tu caso

¿Te molesta algún perro de tu comunidad? Escríbenos a nosevendealicante@20minutos.es Fax: 965 146 564

Infracción grave según la ley

El incumplimiento de estas advertencias que hace la Concejalía de Sanidad tiene la consideración de infracción grave, pudiendo sancionarse con una multa de 601 a 6.010 euros. Además, los propietarios de animales que produzcan molestias a los vecinos sin que se tomen medidas para evitarlo serán sancionados con multas de entre 30 y 300 euros. Este requerimiento sanitario, si no se obedece, se considerará falta grave y sancionable con multa de 3.000 a 15.000 euros.