El barraquismo sigue en Montjuïc 15 años después de los Juegos Olímpicos

  • Varios grupos de sin techo se han instalado entre dos casas del Passeig de l'Exposició y en la zona boscosa cercana al cementerio de la montaña.
  • Se han instalado en una chabola de ocho metros cuadrados, cubierta con una lona.
El estado de algunas de las barracas de varios sin techo.
El estado de algunas de las barracas de varios sin techo.
HUGO FERNÁNDEZ

El fenómeno del barraquismo en la montaña de Montjuïc no es nuevo. De hecho, cuando se celebraron los flamantes Juegos Olímpicos de los que ahora se han conmemorado el 15 aniversario ya existía, pero se apartó de la zona. Ahora, ha vuelto a reaparecer.

20 minutos ha podido comprobar cómo un grupo de sin techo ha establecido su campamento entre dos casas del Passeig de l'Exposició con Nou de la Rambla. Se trata de un espacio estrecho, de unos 8 m2, cubierto con una lona, donde se alojan seis personas.

Cerca de allí, en el Passeig de Miramar, enfrente del Parc de la Primavera, otro grupo vive a la intemperie rodeado de pulgas, ratas y suciedad. Por este motivo, los vecinos han pedido ya en repetidas ocasiones a la policía y al Ajuntament que actúen.

Condiciones insalubres

Desde la Unió d'Associacions de Veïns del Poble Sec se han denunciado las pésimas condiciones higiénicas en que viven los acampados y piden que Servicios Sociales se hagan cargo de ellos.

Los vecinos de la zona también piden que este espacio, el antiguo camino que conducía a las Piscines de Sal, se tapie para evitar problemas futuros.

Al otro lado de la montaña, en la zona boscosa de Montjuïc comprendida entre la calle dels Ferrocarrils Catalans, el Sot del Migdia, el Centro Cívico La Bàscula y el cementerio, otros grupos se han instalado en campamentos improvisados.

En la zona ya colindante con Can Tunis y la Zona Franca, aquí y allá son evidentes los signos de acampada entre la maleza. Ropa abandonada, restos de hogueras, enseres de todo tipo esparcidos y a su alrededor montones de basura, demuestran la reciente presencia humana.

Potenciar la naturaleza

Desde el Centre d'Estudis de Montjuïc se ha podido constatar la degradación del Camí de l'Esparver y del turó del Castell de Port, una zona natural que se quiere preservar y potenciar.

Piden «una actuación inmediata» al Ajuntament de Barcelona para «evitar este mal que se ha dejado convertir en endémico». Coinciden con los vecinos en solicitar que se busque «a los actuales habitantes un lugar adecuado y con condiciones de vida». El Centre d'Estudis se ofrece para «formar parte activa de un equipo coordinado que gestione la zona».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento