Sorpresa en la segunda reunión de la Mesa del Congreso. El presidente del órgano rector de la Cámara, el socialista Patxi López, ha informado este miércoles que han aprobado todas las solicitudes de grupos parlamentarios registradas hasta la víspera, excepto la de Compromís y contra todo pronóstico la de ERC-IU-Bildu. Las formaciones disponen ahora de tres días, hasta el viernes, para presentar alegaciones y recursos de reconsideración. La Mesa se pronunciará definitivamente la próxima semana.

López ha explicado que la Mesa, compuesta por nueve miembros y con mayoría de PP y Ciudadanos, ha rechazado el grupo solicitado por Compromìs debido a que, al contar solo con cuatro diputados, no cumplía con el requisito reglamentario de tener al menos cinco. "Incumplía un requisito cuantitativo y por tanto ha sido rechazado con dos votos en contra (Podemos y En Comú Podem)", ha afirmado.

En cuanto al rechazo al grupo solicitado por ERC, IU-UP y Bildu, López ha dicho que se debe a la mayoría de votos en la Mesa de PP y C's, que han aducido "fraude de ley" para argumentar su negativa. "Deberían explicarlo los responsables de ese rechazo", ha afirmado López, que admitido sentirse muy sorprendido, ya que el informe de los letrados de la Cámara era favorable a aceptar la constitución de dicho grupo.

El diputado de Ciudadanos Ignacio Prendes, secretario segundo de la Mesa, ha explicado que su formación considera "fraudulento" el hecho de que los diputados de IU-UP manifestasen públicamente que se trataba de un acuerdo temporal para acceder a las subvenciones de mailing y de la propaganda electoral y que tenían intención de pasarse al grupo mixto.

El portavoz del grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando, ha discrepado al afirmar que PP y Ciudadanos "lo que han hecho es saltarse" los informes favorables de la Cámara para vetar el grupo de ERC, Bildu e IU. PP y C's aseguran que aceptarán el recurso y el grupo si lo solicita solo ERC

Fuentes de IU explicaron este lunes que el grupo que habían registrado con ERC y Bildu era gracias a la "generosidad" de Esquerra, que tenía los diputados necesarios pero permitía así a Bildu e IU, a través de un acuerdo "técnico, que no político", "disponer de más recursos y visibilidad" para poder trabajar. Es, por otro lado, una práctica con antecedentes en el Congreso. Sin ir más lejos, en 2008 fue IU quien hizo "el favor" a ERC.

Garzón, "perplejo"

Ahora, la formación de Alberto Garzón, que ha manifestado sentirse "perplejo" cuando se ha enterado de la decisión, estudia las distintas opciones. IU intentó "hasta en cinco ocasiones" formar grupo parlamentario propio junto a los disputados de Compromís-Podem, ya que el reglamento lo permitía al haber competido electoralmente, a diferencia del resto de confluencias de Podemos. Sin embargo, Podemos se negó a esta opción, según Garzón, visiblemente molesto por este rechazo.

"Podemos solo debía firmar y tener un gesto de cortesía y generosidad parlamentaria que no ha tenido", ha lamentado Garzón, que, aún así, ha asegurado no guardarles rencor por esta decisión. Podemos ofreció a IU posteriormente prestarles diputados de su lista para que pudieran conformar ese grupo, pero, como ha subrayado Garzón, esa fórmula no se ajustaba al Reglamento del Congreso.

En cuanto a Compromís, su líder en el Congreso, Joan Baldoví, ya avanzaba tras el registro de petición de grupo propio, este martes, que se trataba de un acto "meramente testimonial", dado que con menos de cinco diputados no se puede conformar grupo parlamentario. Ahora disponen de tres días para reconsiderar si se integran en el grupo "plurinacional" de Podemos, del que decidieron separarse este martes, o si pasan al Grupo Mixto.