A Coruña atrae en verano a los ladrones de bolsos y coches

Madrid, Valencia, Pontevedra, Betanzos o Barcelona. Son los lugares de residencia de algunos de los detenidos en el presente mes en A Coruña por robar en vehículos o llevarse bolsos ajenos de bares. Son los ‘turistas' del hurto, que aprovechan el verano para hacer su agosto en la ciudad.

Estos delincuentes forasteros se hacen notar tanto que son mayoría abrumadora en las estadísticas de detenciones de la Policía Nacional en julio: de diez ladronespuestos a disposición judicial en lo que va de mes, ocho vinieron de fuera a visitar -y algo más- la ciudad.

Desde el 091 señalan que este fenómeno es «típico» del verano. En los seis meses anteriores, la proporción entre delincuentes coruñeses y foráneos fue «la opuesta».

Bares, pubs y playas son los lugares en los que hay que estar siempre «alerta», advierte la Policía, y «tener siempre a la vista los objetos personales», porque allí actúan predominantemente los ladrones. Pero toda prevención es poca, porque los que vienen «son profesionales». «Aprovechan ser desconocidos» para campar a sus anchas y llevarse «carteras y móviles al descuido».

Estos peculiares ‘turistas' «en sus ciudades saben quiénes son y los cogen al momento». Hay que tener cuidado, porque su botín es «todo lo que encuentran», dicen en el 091.

Los primeros fueron una pareja -él, de Barcelona, y ella, de Betanzos- que se llevó a principios de mes un bolso de un pub del Orzán con 300 euros y un bonobús.

El 7 de julio, sábado, dos pontevedreses golpearon a una mujer cerca del refugio de Padre Rubinos y le arrebataron 50 euros. El mismo fin de semana eran detenidos una valenciana, por robar en una furgoneta en la avenida Finisterre, y un madrileño, por el mismo motivo, en Los Rosales.

La semana pasada cayeron un suizo y un sadense. El primero por llevarse radios de vehículos, y el segundo, por hacerse con un móvil y una cartera en el Orzán.

El 091 estrecha el cerco en el Agra

El cerco sobre la presunta autora del crimen de la calle Páramo y de la agresión en Francisco Añón del pasado martes se estrecha. La Policía Nacional tiene identificada a la supuesta homicida y la busca por toda la ciudad.

Según el 091, se trataría de una mujer de unos 30 años, delincuente habitual, residente en el Agra do Orzán -el mismo barrio donde se cometieron ambos delitos- y ‘visitante asidua' del poblado de Penamoa.

Mientras continúa la investigación, el ambiente en el Agra se mantiene tenso, ante la creciente sensación de inseguridad por el temor a nuevos atracos violentos.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE A CORUÑA 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento