Jóvenes talentos
Isaac García Castro, en el Foro Económico de Davos 2016. ARCHIVO

Isaac Castro García va a vivir esta semana "una oportunidad única en la vida". La localidad suiza de Davos acoge desde este miércoles una nueva edición del Foro Económico, una cita en la que líderes internacionales y ejecutivos de multinacionales debaten sobre el estado del mundo, y allí, codeándose con ellos, estará este mostoleño de 31 años.

"Es un nuevo reto para mí, pero son de esos retos que te ayudan a seguir creciendo", apuntaba este lunes a 20minutos durante una conversación telefónica desde Zúrich, a unos 150 kilómetros del municipio alpino.

Isaac llega a Davos en calidad de 'global shaper', miembro de una red de jóvenes comprometidos con su entornoEste ingeniero de telecomunicaciones es una de las mentes más brillantes del país. Entre otras distinciones, cuenta con la de haber logrado en 2013 estar entre los diez mejores innovadores españoles de menos de 35 años; un reconocimiento que otorga la revista Technology Review del Instituto Tecnológico de Massachusetts. Tras siete años como empleado de Siemens, primero en España, luego en Alemania y finalmente en Colombia, acaba de mudarse a Silicon Valley, donde ha creado su propia empresa.

Movido por las nuevas tecnologías pero también por una responsabilidad social, Isaac llega a Davos en calidad de global shaper, o lo que es lo mismo, miembro de la red de casi 5.500 jóvenes comprometidos con su entorno que el propio foro tiene y que están distribuidos en unas 450 comunidades. Desde 2014 y hasta su reciente traslado a Estados Unidos, él ha pertenecido a la de Bogotá. "Es muy complicado venir. Durante nuestra etapa como global shapers tenemos la oportunidad de que nos elijan alguna vez. Para que eso ocurra, tu perfil debe encajar con el tema que se vaya a tratar ese año. Entonces solicitas participar, analizan los miles de perfiles que reciben y seleccionan a un pequeño grupo", explica.

"Construir la paz desde la base"

Su trayectoria y sus logros le han llevado a que su participación en este foro sea doble. Primero intervendrá en una mesa en la que se abordará el histórico proceso de paz en Colombia y "cómo construir la paz desde la base". En ella, a puerta cerrada y a la que asistirán una veintena de personas, compartirá escenario con el teniente general Carlos Alberto dos Santos Cruz, comandante de la Misión de Estabilización de la ONU para el Congo hasta hace un mes. "Tiene una visión muy particular y muy diferente a la mía, con muchísima más experiencia. Va a ser interesante ver cómo encajan las dos", señala Isaac.

En diciembre convivió durante una semana con diez desmovilizados de las FARCEl punto de vista que él tiene de la situación procede de su experiencia sobre el terreno. En diciembre, junto a otros nueve global shapers, convivió durante una semana con diez desmovilizados de las FARC y 20 niños víctimas de una guerra que ha durado medio siglo y ha causado más de 200.000 muertes. "Los resultados fueron muy buenos y queremos replicarlo por todo el país porque es la muestra de que la reconciliación es posible. Una de las claves para que la paz sea definitiva es que haya reconciliación entre la sociedad colombiana", apunta.

"Fue una experiencia increíble. Te hace parametrizar tus problemas y te ayuda, a mí que no soy colombiano, a entender mucho mejor todo lo que se ha sufrido y todo lo que se está sufriendo", destaca. Recuerda el miedo inicial a estar bajo el mismo techo con personas que han usado las armas durante mucho tiempo. "Pero al final destruyes todos los prejuicios que tienes", agrega: "Muchos de estos chicos fueron obligados a entrar en la guerrilla cuando tenían diez años o incluso menos. Para ellos se convirtió en su forma de vida. Ahora quieren empezar de cero y reinsertarse en la sociedad".

"Digitalizar el tacto"

Isaac quiere seguir colaborando con ese proyecto desde Estados Unidos, a donde le ha llevado el haber sido el pasado verano alumno de la Universidad de la Singularidad que Google y la NASA tienen en Silicon Valley. Junto a dos de los compañeros que conoció en el centro ha constituido Emerge, cuyo objetivo es "crear una nueva forma de comunicación digital".

Queremos crear una nueva forma de comunicación para que cuando hablemos con alguien desde la distancia podamos sentir sus dedosDe ahí su intervención en la segunda ponencia, un panel interactivo con otro cinco expertos en el que se debatirá sobre cómo van a ser las nuevas tecnologías del futuro. El foro se celebra en esta ocasión bajo el lema "Dominando la cuarta revolución industrial" y esa es la línea en la que Isaac y sus socios trabajan: "Queremos digitalizar el tacto para que cuando hablemos con alguien desde la distancia, además de escucharle y verle, podamos sentir sus dedos o su presencia de una forma más cercana", detalla.

Lejos de parecer ciencia ficción, este experto asegura que "la tecnología ya lo permite". "Eso no quiere decir que sea sencillo. Nos espera un camino complicado pero queremos intentarlo. Estamos en un momento de la historia en el que las tecnologías nos van a permitir generar muchos cambios y este es uno de ellos", avanza.

Preguntado por el riesgo de dejar un trabajo y lanzarse a emprender, lo tiene claro: "Soy un amante de la tecnología. Para mí, simplemente el acercarme a Silicon Valley era un sueño que tenía desde pequeño. La oportunidad de tener una empresa de tecnología donde todos mis grandes modelos crecieron y se desarrollaron vale cualquier riesgo. Quiero darlo todo por este proyecto. No sé a dónde me llevará pero voy a disfrutarlo".

Un toque a España

Emerge está fundada en Estados Unidos y la comparativa con la situación para los emprendedores en España es obligada: "A parte de que los trámites burocráticos son mayores, la clave también está en los ecosistemas que puedes encontrar allí. Se están intentando replicar. Yo durante un tiempo formé parte de Madrid-MIT M+Visión, que hizo grandísimos esfuerzos para generar un sistema de innovación en biotecnología, pero todavía no es comparable a lo que te pueden ofrecer áreas como Silicon Valley, Boston y Cambridge, donde lo tienes todo: el dinero, la gente con los máximos conocimientos, asesores de todo tipo…".

Vamos a pasar de un paro juvenil generalizado a no poder cubrir casi dos millones de empleosEste joven asegura que precisamente uno de los objetivos del Foro Económico de Davos va a ser lanzar una llamada de atención a España. "Vamos a pasar de un paro juvenil generalizado a no poder cubrir casi dos millones de empleos", resalta, haciéndose eco de un informe de Randstad que augura que dentro de cinco años faltará esa cifra de trabajadores altamente cualificados. "No nos estamos preparando para copar todas las necesidades que el mercado laboral nos va a exigir y no seremos capaces de competir con nuestros colegas internacionales. Deberíamos darnos cuenta del gran cambio que vamos a experimentar y deberíamos estar preparándonos ya para él", lamenta. En su opinión la solución pasa por una mayor inversión en I+D y por una mayor atención a este aspecto desde el punto de vista educativo.

"Yo no salí por una cuestión de competitividad sino para seguir creciendo", manifiesta, pero sabe que muchos otros chavales de su generación sí han tenido que emigrar por falta de oportunidades. Incide en que su objetivo es regresar "y para que otros hagan lo mismo, deben crearse los incentivos adecuados": "Si eso ocurre y somos capaces de competir a nivel internacional, los jóvenes seguirán saliendo para crecer pero regresarán para aportar todo ese conocimiento".

Isaac es consciente de que el contexto político determina que las prioridades más inmediatas sean otras pero espera que el mensaje de Davos llegue a los políticos para que en 2020 España no termine siendo realmente un país de dos millones de puestos vacantes