Riga
Riga (Letonia), capital europea de la cultura en 2014. GTRES

Europa es la receptora principal de los turistas españoles que viajan al extranjero. La demanda se concentra en los países más cercanos. París, Londres, Berlín o Milán son las ciudades preferidas para el ocio, y en mayor medida, también, para los viajes de negocios. Estados Unidos va ganando peso, especialmente Nueva York. Y destinos como el Caribe, ya no solo se reservan para la luna de miel. Para quien esté pensando más allá de nuestras fronteras, aquí va una selección hecha por Lonely Planet, una de las editoras de viajes con mayores ventas. Son los 10 mejores lugares para visitar en 2016.

Australia. Ir a Australia es como trasladarse a otra época, otro mundo. Canguros y cocodrilos, playas paradisiáticas y corales forman parte de su paisaje junto a la moderna Sidney. Este año será más barato viajar a las Antípodas, por la depreciación del dólar australiano y la caída del precio del petróleo, que baja el coste del billete de avión. No se pierda la Gran Barrera de Coral y la Reserva Natural de Tasmania, ambas bajo amenaza medioambiental.

Botsuana. Este año se cumplen los 50 años de su independencia. Para Lonely Planet es una oportunidad única para disfrutar de una sociedad que se ha convertido en una de las más estables y prósperas del continente. Los parques naturales y los safaris son un espectáculo para los sentidos. Imprescindible, el delta del Okavango.

Japón tiene su particularidad en cada rincón Estados Unidos. Hay diversidad de ciudades para ver, visitar y explorar. Pero el National Park Service tiene un protagonismo especial. Este año se cumplen 100 años de esta agencia federal, que gestiona 340.000 metros cuadrados de paisajes singulares. El Gran Cañón es uno de los más visitados.

Fiyi. Tras la estabilidad política, comienzan a producirse las primeras mejoras para el turista, como la del aeropuerto internacional de Nadi, que es la entrada principal a las islas. Podrá relajarse en algunos de los selectos y lujosos resort presentes; probar lo último en deportes extremos o dedicarse a bucear, navegar o pescar. La isla Viti Levu es de las más turísticas; abundan los bosques y las playas de agua cristalina. Para mayor desconexión: Nananu-i-Ra, ideal también para el buceo.

Groenlandia. Viajar a este gélido lugar, que tiene la densidad de población más baja del mundo, da la oportunidad de poder contemplar el sol de media noche en los glaciares, navegar entre las ballenas que salen a la superficie, recorrer la tundra en un trineo de perros o contemplar auroras boreales. Una alternativa, también, muy peculiar, para hacer senderismo. En marzo, Groenlandia acogerá los Juegos de Invierno del Ártico, el mayor evento de estas características, nunca antes celebrado. Paralelamente, tendrá lugar un festival de música, de gastronomía y de danza.

Japón. Es un país muy extenso, con una visión infinita para el turista. Las ciudades más modernas se mezclan con los santuarios o castillos más históricos. Japón tiene su particularidad en cada rincón. Puede participar en alguna de las ceremonias para tomar el té; visitar el mercado de pescado de Tsukiji; subir al monte Fuji; ver una lucha de sumo o un baile de geishas; atisbar ballenas o delfines, e incluso practicar esquí.

La visita a Auschwitz en Polonia es obligada   Letonia. Loney Planet recomienda este destino porque también está de enhorabuena. El país está recuperando sus tradiciones y restaurando su patrimonio cultural, como mansiones o castillos, cuando se cumplen 25 años sin ser territorio soviético. Riga fue capital europea de la cultura en 2014, después de mejorar sus infraestructuras y reformar la ciudad. Es uno de los destinos más populares, donde se puede visitar el monumento a la libertad; la Casa de los Cabezas; la Casa del Gato Negro; el casco histórico, o acudir a la ópera.

Palaos. Paradisiático. Es el calificativo que mejor define a este diminuto lugar situado en Oceanía; un espectáculo llevado a la máxima expresión para el turista en cualquiera de sus cientos de islas de origen volcánico y coralino. Durante todo el año se disfruta de un clima tropical, y en sus playas –algunas consideradas como las mejores del mundo– domina el azul intenso de sus aguas. Uno de sus sitios más llamativos es el Lago de las Medusas. Son una especie rara y resultan inofensivas para el hombre. Se puede bucear.

Polonia. Es un lugar estrechamente ligado a la historia. La visita a Auschwitz es obligada, aunque encontrarse con el pasado a veces desprenda un sentimiento de amargura. En cuanto a sensaciones, compensan otros sitios como el Castillo de Wawel o las minas de sal de Cracovia. Se puede practicar buceo, visitar las montañas Góry Stolowe y el Parque Nacional Slowinski.

Uruguay. Se asocia con calma, hospitalidad y carisma. Norte, sur, este u oeste. Cada zona es una mundo diferente por descubrir dentro del propio país. Se recomienda no dejar de ver Cabo Polonio; Colonia del Sacramento; Montevideo; Punta del Diablo; Isla de Lobos y Playa de Aguas Dulces.