Reabren el caso de los discos duros destruidos en los ordenadores de Bárcenas

  • Los discos duros se destruyeron en la sede del Partido de Popular.
  • Ha estimado los recursos presentados por IU, la Asociación Justicia y Sociedad, Los Verdes, así como UPyD contra la decisión de sobreseimiento.
El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, a su salida de la Audiencia Nacional.
El extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, a su salida de la Audiencia Nacional.
Sergio Barrenechea / EFE
La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado reabrir la investigación de la causa abierta por el borrado de los discos duros del ordenador del extesorero del PP, Luis Bárcenas, mientras se encontraban en la sede del Partido Popular de la calle Génova. La decisión de la Audiencia ha sido muy crítica con la actuación de la jueza que llevó el caso, ya que aseguran, archivó la causa "sin investigacion aguna."

La Audiencia Provincial de Madrid ha acordado reabrir el caso de la destrucción de los discos duros de los ordenadores que utilizaba el extesorero del PP Luis Bárcenas y que estaban custodiados en la sede del Partido Popular.

Fuentes jurídicas han informado de que el tribunal ha ordenado la reapertura de la investigación una vez ha estimado los recursos presentados por IU, la Asociación Justicia y Sociedad, Los Verdes, así como UPyD contra la decisión de sobreseimiento provisional de la causa acordada por el Juzgado de Instrucción Número 32 de Madrid.

El tribunal entiende que "el archivo provisional se adoptó sin practicar diligencia de investigación alguna" sobre los hechos, lo que les impide disponer de información contrastada para dirimir el caso.

Los magistrados señalan que "lo jurídicamente decisivo es averiguar la titularidad de los ficheros almacenados en los soportes destruidos", así como hallar a los responsables que destruyeron los discos duros de los ordenadores.

Del mismo modo, aseguran que el delito de encubrimiento ha de ser investigado de forma paralela o separada a la investigación del delito encubierto, sin que la falta de esclarecimiento definitivo de este último pueda justificar el sobreseimiento provisional.

El procedimiento se inició a raíz de una querella por daños informáticos y encubrimiento presentada por una acusación del caso Bárcenas liderada por IU ante el exjuez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz quien remitió las actuaciones a los juzgados de plaza de Castilla.

Esta querella recayó en el juzgado 32 de Madrid, que la archivó, y luego ese archivo lo recurrió otra acusación personada, UPyD, pero ese recurso no se pudo resolver porque se perdió la causa.

De todas estas actuaciones no se dio traslado al querellado, el PP, que denunció su indefensión respecto de un procedimiento que se dirige contra él y en el que la jueza citó a las partes para que aportaran toda la documentación que tengan, con el fin de reconstruir la causa perdida y dar trámite al recurso.

"La situación es mucho más grave aún puesto que al parecer se va a permitir a los querellantes, formaciones políticas que tienen un evidente interés en socavar la imagen pública de mi representado (el PP), la aportación 'ex novo' de los documentos que obren en su poder", denunció la formación política en su escrito.

"Resulta evidente que una reconstrucción como la que se pretende no puede realizarse a espaldas de los querellados, con menoscabo de sus garantías procesales, provocando su indefensión", explicó el PP que finalmente se personó en la causa.

Cuando la causa fue reconstruida, la jueza dio traslado del recurso de UPyD para que lo resolviera la Audiencia de Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento