Médicos Sin Fronteras: "La batalla contra el ébola no está completamente ganada"

  • Desde la ONG advierten que el esfuerzo de la comunidad internacional debe seguir presente para que no se reavive el brote.
  • "El saldo tan importante de número de casos y de fallecidos debe servir para no olvidar las lecciones aprendidas", aseguran desde MSF.
  • También indican que hay que poner atención a los casos sanitarios relegados a un segundo plano por el ébola.
  • MSF cifra en un total de 10.376 pacientes atendidos por el virus.
  • Este jueves la OMS ha declarado el fin de la epidemia de ébola.
Miembros del equipo sanitario de Médicos sin fronteras en uno de los centros instalados para la lucha contra el ébola en los países de África afectados por la epidemia.
Miembros del equipo sanitario de Médicos sin fronteras en uno de los centros instalados para la lucha contra el ébola en los países de África afectados por la epidemia.
MSF
Tras 42 días sin ningún caso nuevo, hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) da por terminado el peor brote de la historia de ébola. Aunque aún existe un alto riesgo de pequeños brotes en los tres países más afectados por esta enfermedad, que se extendió muy rápidamente. Más de 11.000 muertos en dos años.

Dos años después, la OMS ha declarado este jueves el fin la epidemia de ébola. Desde Médicos Sin Fronteras (MSF), uno de los principales actores en la lucha contra el virus, han valorado muy positivamente esta noticia, pero advierten que hay que seguir trabajando para que no se reavive, además de estar preparados por si se dan futuros brotes.

"Estamos muy contentos con la noticia pero obviamente el saldo tan importante de número de casos y de fallecidos -28.500 infectados y 11.300 muertos- tiene que servir para no olvidar las lecciones aprendidas", explica Carolina Nanclares, miembro de MSF que ha trabajado en algunos de los países afectados por el virus en África.

Nanclares considera imprescindible que los esfuerzos llevados a cabo por comunidad internacional a raíz de la infección de ciudadanos occidentales sigan adelante: "El hecho de que el virus haya traspasado las fronteras de África ha tenido un impacto positivo en la respuesta contra el ébola. Pero lamentablemente, hasta ese momento, la comunidad internacional no puso el esfuerzo que se debía", subraya la médica.

"Se ha activado el tema de la investigación, se han probado distintos tratamientos e intervenciones... Ojalá el fin de la epidemia no termine con estos esfuerzos por si volviera a ocurrir", matiza Nanclares.

El trabajo de MSF en los países africanos afectados, cuenta la doctora, se ha centrado en instalar "centros de tratamientos contra el ébola para aislar a los pacientes y que no se continuara transmitiendo el virus". No obstante, han habido otras muchas medidas fundamentales: la información y sensibilización de la población para que tome medidas de prevención, seguimiento epidemiológico en los centros de salud, la detección temprana o la importante respuesta a nivel de recursos materiales.

MSF intervino en los países más afectados (Guinea, Liberia y Sierra Leona) desde el principio de la epidemia, y ya en el pico del brote, y con una inversión de 96 millones de euros, la organización médico-humanitaria empleó simultáneamente a casi 4.000 trabajadores humanitarios nacionales y más de 325 internacionales para combatir la epidemia en los tres países. La ONG cifra en un total de 10.376 pacientes los que ingresaron en sus centros, de los cuales 5.226 dieron positivo en las pruebas de Ébola. De todos ellos, 2.478 lograron salir adelante.

Otros problemas sanitarios relegados a segundo plano por el ébola

A pesar del júbilo por la noticia, desde MSF advierten que el fin de la epidemia no signifca que el virus haya desaparecido: "El ébola seguirá persistiendo en la naturaleza y podemos tener en el futuro eventuales epidemias".

En cuanto a los supervivientes, un número sin precedentes según Carolina Nanclares, hay que poner especial vigilancia, sin que tenga un papel protagónico, a los casos esporádicos de reactivación del virus y a la transmisión en el futuro, ya que el ébola puede persistir durante varios meses en el organismo de los supervivientes.

"La posibilidad existe, no podemos decir que la batalla está completamente ganada, hay que seguir con la prevención y no dejar que se vuelva a la situación previa a la epidemia. Debemos centrar los esfuerzos en el sistema sanitario de estos países, que ha quedado colapsado".

Y es que problemas sanitarios de primer orden en las regiones de África afectadas por el ébola es otro de los puntos en los que hay que seguir trabajando, según MSF. El esfuerzo contra el ébola "se ha traducido en un número incontable de muertes en otras áreas que desconocemos", concluye Carolina Nanclares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento