APR de Letras
Vista de la entrada de la calle Fúcar, una de las zonas de la APR del barrio de Las Letras que registra más multas.  STREET VIEW

Los ciudadanos que hayan entrado con sus vehículos sin autorización a las Áreas de Prioridad Residencial (APR) del centro de Madrid durante los meses de agosto, septiembre y octubre de 2015 no recibirán multas por parte del Ayuntamiento de la capital que lidera la alcaldesa Manuela Carmena, según ha podido saber 20minutos. El número de denuncias que no se tramitarán podrían ser unas 76.000, en base al número de sanciones impuestas en el mismo periodo de 2014.

El Jefe de Gabinete de Medio Ambiente y Movilidad del consistorio, Jose María Díaz Retana, ha confirmado a este medio que no se multará a las personas que hayan circulado con sus vehículos en dichos meses en estas zonas del centro de Madrid -que incluye los barrios céntricos de Cortes, Las Letras y Embajadores-, en los que está prohibida la circulación para los no residentes mediante cámaras de vigilancia. Este tipo de  infracción está sancionada con 90 euros.

El origen de la suspensión del multas, explica Díaz, se debe a la unificación de criterios en las APR, que se ha llevado a cabo coincidiendo con la inclusión de la zona de Ópera a partir del 1 de noviembre. "Se ha llegado a una modificación de la normativa que entró en vigor en noviembre. Hasta ese momento no se ha puesto ninguna multa", y asegura que las infracciones cometidas en agosto, septiembre y octubre d 2015, relativas al acceso de vehículos sin permiso, no se han tramitado ni se tramitarán.

"La intención de las APR no es recaudar dinero"

La noticia, positiva para los ciudadanos infractores, no lo es tanto para las arcas del Ayuntamiento, podrían dejar de ingresar cvarios millones de euros. "La intención de las APR no es recaudar dinero, sino modificar los hábitos de movilidad en Madrid y hacer más vivible y pacífico el centro de Madrid. Se ha perdido recaudación, sí, pero realmente perderíamos todos si nuestra misión fuera sacar dinero a los automovilistas", declara Díaz. Cuestionado por cuál es la cantidad que han dejado de ingresar en las arcas municipales, el Jefe de Gabinete de Medio Ambiente y Movilidad ha señalado no disponer de ella.

Según estimaciones en base a los datos oficiales en el mismo periodo de 2014, donde se contabilizaron 76.273 multas de este tipo, la cifra no ingresada en las arcas del Ayuntamiento durante estos tres meses podría superar los 6.800.000 euros.

Se ha perdido recaudación, sí, pero realmente perderíamos todos si nuestra misión fuera sacar dinero a los automovilistas

Para entender el origen del problema, según Díaz, hay que remontarse al decreto aprobado por el anterior Gobierno de Ana Botella el 28 de enero de 2015. "Cuando se produce el cambio de Gobierno nos encontramos que hay un decreto de febrero del anterior delegado de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito (PP), con el que entraba en vigor el funcionamiento de la APR de Ópera el 1 de agosto".

Con el cambio de Gobierno, expone Díaz, "vemos que en esa fecha no estaba preparada la parafernalia de las nuevas cámaras y el nuevo software, además de una catarata de quejas de los vecinos, hosteleros y comerciantes", un asunto que tacha de "marrón" para el siguiente equipo de Gobierno, en este caso el de la alcaldesa Manuela Carmena.

Tras reuniones con los vecinos, comerciantes y hoteleros, "se llegó a un equilibrio después de un proceso laborioso" y se modificó la normativa con un decreto firmado por la actual concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, con fecha del 23 de octubre, que entraría en vigor en noviembre, dos meses más tarde de lo previsto.

Estos cambios de Ópera fueron aprovechados para modificar y unificar los criterios de las otras APR. No obstante, en las zonas antiguas, las pruebas que hicieron en el mes de agosto no las consideraron válidas al no ser un 'mes tipo' para ver los problemas reales de circulación, y siguieron haciendo las pruebas en septiembre y octubre. Al estar en periodos de ensayo con los nuevos requisitos  decidieron no tramitar las multas.

40.000 multas retenidas en Ópera, "problema en vías de solución"

La puesta en vigor de Ópera como nueva zona APR ha traído más de un problema al Ayuntamiento de Madrid. Al retraso de dos meses en la apertura y la suspensión de multas en las otras zonas durante agosto, septiembre y octubre, hay que sumar el colapso de sanciones desde el 1 de noviembre, unas 40.000 han llegado a estar retenidas, cifra Díaz Retana, aunque fuentes consultadas por 20minutos manifestan que la cantidad podría haber sido muy superior. Tan solo en el ultimo mes de diciembre hubo en Ópera 54.198 denuncias.

Este procedimiento retraía medios de agente de movilidad que se centraban su trabajo en validar fotos cuando podían estar haciendo otras funcionesDíaz Retana admite que "hay un problema que está en vías de solución" y se está "quitando el tapón", pero matiza: "las multas llegarán a tiempo, seguro". Hay que resaltar que estas expiran a los tres meses de producirse la infracción.

La otra novedad es la simplificación en la tramitación de multas. Antes se realizaba en tres pasos: una empresa -TEVA- registraba las infracciones de las cámaras de vigilancia, posteriormente las "validaba un agente de movilidad" y, por último, se mandaba al departamento de Informática del Ayuntamiento de Madrid (IAM), encargado de remitirlas al ciudadano. "Este procedimiento retraía medios de agentes de movilidad, que centraban su trabajo en validar fotos cuando podían estar haciendo otras funciones. Ahora se ha decidido evitar esta parte innecesaria", argumenta el Jefe de Gabinete de Medio Ambiente y Movilidad de la capital.

El propio Consistorio informa que con esta simplificación del servicio, similar al utilizado por la DGT,  "no se prescindirá de ningún agente". La empresa TEVA es la que emite la foto y la multa que antes era validada por los agentes de movilidad, "un procedimiento totalmente legal", que previamente "se hacía por duplicado", manifesta Jose María Díaz.

Consulta aquí más noticias de Madrid.