Hospital de Vall d'Hebron
Imagen del Hospital de Vall d'Hebron de Barcelona ATLAS

La Asociación El Defensor del Paciente recibió el año pasado 14.430 denuncias de presuntas negligencias médicas, ligeramente por debajo del año anterior (319 menos), 806 de las cuales tuvieron como resultado la muerte de los afectados.

En la presentación de la memoria de 2015, la asociación ha destacado que pese al ligero descenso en las denuncias "los datos no son nada satisfactorios", más si cabe cuando la asociación recibe solo una parte de los casos de negligencia. Por ello volvieron a solicitar al Ministerio de Sanidad que hiciera pública la información sobre los casos de negligencias.

Aunque las denuncias en cómputo global hayan descendido ligeramente, éstas han aumentado en el último año en Cataluña, Galicia, País Vasco y Canarias.

Por Comunidades Autónomas, Madrid –sede principal de la asociación- recibió el mayor número de casos, 3.525. Los hospitales con más reclamaciones fueron el Doce de Octubre, La Paz, el Gregorio Marañón, el Ramón y Cajal y el Clínico San Carlos, por ese orden. Las especialidades, cirugía, traumatología, ginecología, listas de espera y transporte sanitario.

Hay 567.500 pacientes apuntados para ser intervenidos quirúrgicamente En Andalucía (2.255 casos) destacan las quejas por las urgencias, la cirugía y la traumatología. Y como hospitales, el Virgen del Rocío. Por último, en Barcelona (con 2.214 casos), la mayoría en la provincia de Barcelona, destacan las denuncias por largas listas de espera, urgencias y cirugía. Como hospitales más reclamados: Bellvitge, Vall D'Hebron y el Clinic.

La memoria de la asociación describe la situación de la Sanidad pública como "enferma": "listas de espera bochornosas y manipuladas, urgencias colapsadas, atención primaria degradada, preocupante déficit y recorte de especialistas, infecciones hospitalarias que se cobran la vida de los pacientes, negligencias...".

En 2015 las reclamaciones más habituales fueron por "diagnósticos erróneos o tardíos a consecuencia de la falta de medios". La mayor parte de las demandas ha sido por "daños y perjuicios sufridos en periodos festivos (fines de semana, puentes, Semana Santa, verano y Navidades).

Los diagnósticos erróneos o tardíos más habituales en 2015 lo fueron por cáncer de mama, algunos incluso con resultado de muerte, señala el informe. En los últimos doce meses, los servicios jurídicos de la entidad recibieron 20 sentencias por retraso en el diagnóstico de cáncer de mama.

A juicio de la asociación en defensa del paciente, 2015 "queda marcado por la lucha de los enfermos de hepatitis C" por las trabas para conseguir el medicamento de última generación que les cura. El informe considera "intolerable" que el suministro del tratamiento se haya paralizado durante meses a expensas de la decisión de un comité vinculado a la Administración. Así como que no se dispense a los reclusos con hepatitis C en el sistema penitenciario español.

Infecciones hospitalarias

La asociación denuncia que en España es mayor el número de muertes por infección hospitalaria que por accidente de tráfico. Esto se podría revertir, dicen, "si en España existiera un plan contra las infecciones provocadas por la asistencia sanitaria. La defensora del paciente pide la creación de una especialidad en Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica para mejorar el tratamiento de las infecciones nosocomiales.

La oficina de defensa de los pacientes destaca también los 49 casos de fallecimiento en los que, tras avisar al servicio de emergencias 112 o bien no se envió ambulancia al domicilio o si se hizo fue con más de una hora de retraso.

Respecto a las urgencias, el informe concluye que es una de las áreas hospitalarias "que peor funciona en el sistema sanitario español". Los principales problemas allí son el déficit de personas atendiendo y de medios. Los hospitales de Canarias son los que más quejas suscitan por sus servicios de urgencias. En Barcelona el más criticado es el Vall d'Hebron y en Madrid La Paz, que en los últimos días vive colapso de enfermos en sus pasillos, han denunciado los pacientes.

Sobre las listas de espera, en la actualidad hay 567.500 pacientes apuntados para ser intervenidos quirúrgicamente. Son 31.250 menos que un año atrás, pero la demora media continúa en 96 días. Del estudio de las listas, región por región, la asociación deduce que Canarias, Aragón, Murcia y Castilla-La Mancha son las Comunidades peor paradas. También incluyen en el listado a Baleares por "notable empeoramiento. La demora varía de unas Comunidades a otras, desde los 45 días de media de La Rioja a los 160 de Canarias.