Carles Puigdemont
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas (i), impone la medalla representativa del cargo al nuevo presidente de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont, durante su toma de posesión. EFE/Toni Albir

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asumido este martes el cargo prometiendo "fidelidad a la voluntad del pueblo de Catalunya representado por el Parlament".

Lo ha hecho en el acto de toma de posesión celebrado en el Palau de la Generalitat, después de que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, haya leído el decreto que le habilita en la Presidencia de Catalunya, tras ser investido el domingo en el Parlament con los votos de los 62 diputados de JxSí y de 8 de los 10 de la CUP.

Puigdemont ha llegado a la plaza Sant Jaume a las 18 horas acompañado de su mujer, Marcela Topor, y ha entrado al Palau flanqueado por 14 Mossos d'Esquadra vestidos de gala y vitoreado por cerca de 300 personas, muchas de ellas con 'estelades'.

Mas: "Yo sí os agradezco los servicios prestados... a todos"

El hasta ahora presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado que él "sí agradece los servicios prestados a todos" los que le han acompañado en sus años de presidencia, en una alusión al decreto de cese publicado por el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En estos últimos cinco años habéis confiado en mí, me habéis ayudado a dirigir esta institución y al país

Con este mensaje se ha referido al decreto de su cese como presidente publicado por el Boletín Oficial del Estado (BOE) y firmado por el rey, en el que, en contra de lo que es habitual, no se le agradecen los servicios prestados.

En su discurso inicial durante la toma de posesión de Carles Puigdemont como presidente catalán, en el Salón de Sant Jordi del Palau de la Generalitat, Mas se ha querido dirigir a los consellers y personas que han colaborado en su gobierno, así como a las autoridades locales, el mundo asociativo y la ciudadanía.

"En estos últimos cinco años habéis confiado en mí, me habéis ayudado a dirigir esta institución y al país en unos momentos especialmente delicados, decisivos y apasionantes. Os lo agradezco mucho, de todo corazón", ha señalado.

El hasta ahora presidente catalán ha reconocido que "este trabajo no es del todo agradecido, pero servir a un país como Cataluña es doblemente agradecido. Yo sí os agradezco los servicios prestados a todo el mundo".

Un mensaje claramente alusivo al decreto de su cese como presidente publicado por el Boletín Oficial del Estado (BOE) y una declaración que ha sido largamente ovacionada por la mayoría de asistentes al acto, que incluso se han puesto de pie para aplaudir al ya expresident, a excepción de algunos presentes, como el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna; o dirigentes como Miquel Iceta (PSC), Lluís Rabell (SíQueEsPot), Carlos Carrizosa (C's) o Enric Millo (PPC).

Mas ha agradecido así a los que piensan como ellos "y los que no", a los que han "estado defendiendo" sus posiciones y los que las han "combatido democrática y pacíficamente, con lealtades que corresponden a cada uno, de acuerdo a sus ideas, programas ideales, anhelos y objetivos".

Mas se despide con un discurso emotivo

El dirigente ha asegurado que deja el cargo "con una enorme tranquilidad de espíritu" y ha querido utilizar una "última metáfora marinera", bromeando con que, de no ser así "no sería" él mismo, aunque se haga "pesado".

Cabeza fría, corazón caliente, puño firme y pies en el suelo

Ha hecho referencia entonces al timón que tiene colgado en su despacho y que hoy ha descolgado, y en el que hay grabado el que es uno de sus lemas favoritos.

"Cada vez que teníamos momentos difíciles, y he tenido unos cuantos, miraba esa rueda con esa inscripción: 'Cabeza fría, corazón caliente, puño firme y pies en el suelo'. En mitad de las dificultades y grandes retos he aplicado esta manera de actuar", ha dicho.

En este sentido, aunque ha explicado que no la recomienda "a otros, porque cada uno tiene su estilo y manera de hacer y liderazgo", ha dado las "gracias" a Puigdemont por haber "aceptado el reto de ser el 130 presidente en estos momentos apasionantes, decisivos y trascendentes".

"Buena singladura y con el deseo de compartir con vosotros y el pueblo de Cataluña que entre todos lleguemos lejos al mejor puerto", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.