El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha comparecido en la junta directiva del PP para valorar la situación política del país, el mismo día en que Puigdemont toma posesión como president de la Generalitat, y un día antes de que se vote el presidente y la Mesa del Congreso de los diputados.

Precisamente el desafío soberanista ha marcado el discurso de Rajoy, que ha apostado por un pacto con PSOE y Ciudadanos "que daría seguridad a los mercados, a los inversores y a la gente".

En un claro mensaje al PSOE, ha afirmado que ante el desafío independentista en Cataluña "no son aceptables las equidistancias".

En su intervención ante la junta directiva nacional del PP, Rajoy también ha insistido en su disposición al diálogo, pero ha advertido: "Siempre he dicho sí a hablar pero ni yo ni este partido va a aceptar la liquidación unilateral de las reglas de convivencia que nos hemos dado todos y sobre las cuales vamos a decidir todos".

Y ha reiterado que al Gobierno no le va a faltar "ni firmeza ni determinación" para defender, como es su obligación, "la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles, el cumplimiento de la ley y la convivencia democrática que ampara nuestro proyecto común".

El "cambio insensato" del cambio de Gobierno

Sin citar expresamente a PSOE y Ciudadanos, ha señalado que hay varias fórmulas para articular la cooperación, desde "un Gobierno de todos, hasta el apoyo parlamentario, o un programa concertado con un plazo convenido".

"Cualquiera sirve, aunque cuanto más fuerte sea el vínculo que se establezca, más certidumbre y seguridad se trasladará", ha añadido Rajoy, quien ha querido dejar claro que ese Gobierno debe ser encabezado por el PP.

Este es el "cambio sensato" que cree que convendría a España frente a otros "insensatos" como los que considera que suponen alternativas aritméticamente posibles que está proponiendo Sánchez.

El PSOE se haría con la presidencia del Congreso, que sería para Patxi López

Rajoy ha confirmado la disposición del PP a renunciar a la Presidencia del Congreso, que sería para el PSOE, en un acuerdo que no obstante está aún por cerrar, según ha explicado.

Creo que es un acuerdo que responde al planteamiento político que he manifestado respecto a la conformación del Gobierno

También ha detallado que las posiciones de los partidos son que "el PP tendría tres representantes en la Mesa del Congreso, y el PSOE, Ciudadanos y Podemos dos cada uno. La presidencia del Congreso sería para el PSOE".

Rafael Hernando seguiría de portavoz del PP en el Congreso y José Antonio Bermúdez de Castro como secretario general del grupo parlamentario.

"Creo que es un acuerdo que responde al planteamiento político que he manifestado respecto a la conformación del Gobierno", ha argumentado Rajoy. Sin embargo, Pedro Sánchez ha especificado ante la prensa que no ha habido un acercamiento con el PP y que se trata de "un acuerdo con Ciudadanos".

Aunque el PSOE tendría la Presidencia de la Cámara, el PP contará con el mayor número de representantes: dos vicepresidencias y una secretaría, ha precisado Rajoy, quien ha propuesto a Celia Villalobos, Alicia Sánchez Camacho y Rosa Romero como miembros de la Mesa del Congreso.

Respecto al Senado, el PP mantendrá a Pío García Escudero como presidente.

La vicepresidencia de la Cámara alta, la propuesta es el expresidente riojano Pedro Sanz, y Luis Aznar y Adela Pedrosa para las secretarías.