Afectados por la hepatitis C
Integrantes de la plataforma de afectados por la Hepatitis C protestan ante el ministerio de Sanidad. EF

La Fiscalía de Santiago de Compostela ha presentado una denuncia contra el Servicio Gallego de Salud (Sergas) ante el Juzgado de guardia por la muerte de enfermos de hepatitis C.

Los enfermos de hepatitis C tuvieron que esperar más de un año desde que a principios de 2014 se descubriera un fármaco con una tasa de curación del 90% de su enfermedad hasta que Sanidad diseñara un plan estratégico para financiar el tratamiento, cuyo coste era muy elevado. Durante ese año de espera administrativa y lucha en las calles, la enfermedad siguió avanzando sin que muchos de los afectados pudieran acceder al tratamiento

En marzo pasado el colectivo Batas Blancas ya presentó una reclamación ante la Fiscalía tras la muerte de enfermos por la falta de suministro de los nuevos tratamientos por parte del Sergas, dependiente de la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia, alegando que el procedimiento establecido restringía en la práctica el acceso a los fármacos a personas en situación de riesgo.

Al menos tres casos tuvieron que esperar hasta ocho meses para recibir el tratamiento

La asociación indicaba que al menos tres casos tuvieron que esperar hasta ocho meses para recibir el tratamiento, aún cumpliendo los requisitos, por la exigencia de que fuese autorizado por la Comisión Autonómica y Central de Farmacia y Terapéutica, lo que consideran una "traba burocrática" que "retrasó" la administración.

Fuentes de la Fiscalía de Galicia han detallado que entonces se abrieron "diligencias de investigación" y a raíz de las pesquisas se planteó una denuncia que ahora está pendiente de su examen por parte del Juzgado de instrucción número tres de Santiago de Compostela. El Juzgado debe decidir si archiva o admite a trámite la denuncia, lo que implicaría el envío del escrito al Sergas y a los denunciantes, aunque todavía se desconoce qué supuesta conducta delictiva se podría imputar.

Preguntado por este asunto, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha rehusado valorar la denuncia presentada por la fiscalía gallega contra el Sergas porque, en su opinión, lo que hay que hacer es trabajar "de una manera seria". "Recuerdo que cuando llegué de ministro me anunciaron una querella por homicidio", ha dicho el Alonso sobre la querella que anunció la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C hace un año.

Los afectados aplauden la decisión

La plataforma de afectados en Galicia ha acogido con satisfacción la decisión de la Fiscalía. La asociación advierte que podría haber más casos de muerte por falta de tratamiento y se ha comprometido a aportar la documentación si finalmente el juzgado abre un proceso.

Así lo ha señalado el portavoz de la plataforma, Quique Costas, que ha visto en esta "decisión sin precedentes" de la Fiscalía un "respaldo" a las demandas de los afectados por esta dolencia. Quique Costas cree que esta denuncia da la razón a la plataforma, que se manifestó en numerosas ocasiones para denunciar que la "gestión" de los tratamientos para la hepatitis C en Galicia es "moralmente inaceptable" y "políticamente insostenible".

El portavoz de la plataforma ha adelantado la "voluntad" de esta asociación de personarse en la causa como acusación si finalmente el juzgado de instrucción número 3 de Santiago decide admitir a trámite la denuncia y abrir diligencias.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.