El presunto torturado por la Policía Local de Torrevieja está en una cárcel de Colombia

  • El ciudadano colombiano denunció el año pasado haber sufrido torturas por agentes municipales.
  • Aseguró que fue golpeado y su pareja sometida a vejaciones al intentar robar en una casa.
El ciudadano colombiano que denunció el año pasado haber sufrido
presuntas torturas por parte de la Policía Local de
Torrevieja está encarcelado en una prisión de su país.

Esta letrada recordó que su cliente no acudió a la vista oral celebrada el pasado día 13 en el Juzgado de Instrucción número 1 de Torrevieja para ratificar la denuncia que interpuso por los presuntos malos tratos.

Ante la no presencia del denunciante, la juez concedió a su abogada un plazo de cinco días para aportar los documentos que acrediten su paradero.

El plazo finalizó el viernes pasado, por lo que la letrada ha pedido a la titular del citado juzgado que se amplíe a veinte días para poder justificar que su cliente se encuentra en un centro penitenciario de Colombia.

La abogada no quiso especificar los motivos por los cuales el denunciante permanece en prisión, al no tenerlos acreditados de momento, pues únicamente dispone de "información de familiares".

No obstante, detalló que conocía su paradero tras ser facilitado ese dato por la compañera sentimental del denunciante.

Supuestos golpes y vejaciones

Los hechos se remontan al 23 de junio de 2006 cuando el ciudadano colombiano fue sorprendido cuando intentaba entrar a robar en casa de un oficial de la Policía Local y fue detenido junto a su pareja, de la misma nacionalidad, quien, al parecer, vigilaba en la calle.

Tras ser trasladados ambos a las dependencias policiales, el hombre fue presuntamente golpeado por varios agentes, mientras ella era sometida a diversas vejaciones.

El detenido sufrió la rotura de dos costillas, de acuerdo con las diligencias judiciales en las que constan varias escuchas telefónicas ordenadas por otra magistrada contra un inspector de la Policía Local también imputado.

La compañera del denunciante compareció el pasado enero ante la juez instructora y se ratificó en su declaración inicial al asegurar que fue objeto de malos tratos policiales en el momento de su detención y, posteriormente, en el retén policial.

Por estos hechos, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Torrevieja imputa los presuntos delitos de torturas, falsedad documental y omisión del deber de perseguir delitos a doce policías locales, a dos concejales del PP y a un ATS del Hospital comarcal de la Vega Baja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento