Los talibanes matan a uno de los veintitrés misioneros surcoreanos secuestrados

  • El jefe de los negociadores asegura que los talibanes lo mataron porque "estaba enfermo y no podía caminar".
  • El grupo pide un canje de prisioneros, que según las autoridades afganas aún no se ha producido.
  • De los 23 secuestrados, 18 son mujeres.
Uno de los 23 surcoreanos secuestrados en la provincia de Ghazni, en el este de Afganistán, murió hoy asesinado por los talibanes, según confirmaron a fuentes oficiales afganas y de los rebeldes.

"Estaba enfermo, no podía caminar y los talibanes le dispararon", dijo el jefe de la delegación de mediadores que lleva a cabo las negociaciones con los insurgentes, Khowja Sedeqi.
Estaba enfermo, no podía caminar y los talibanes le dispararon

Un portavoz talibán, Qari Yousif Ahmadi, también confirmó la muerte del misionero, aunque no especificó las circunstancias en las que esta se produjo.

El portavoz había afirmado horas antes que los rebeldes planeaban ejecutar a algunos de los 23 rehenes surcoreanos , secuestrados el pasado jueves, porque el Gobierno no ha respondido a sus demandas.

Los talibanes habían reclamado la excarcelación de ocho insurgentes a cambio de liberar a otros tantos surcoreanos, pero el equipo de negociadores y el Ministerio afgano del Interior negaron que se haya producido por el momento cualquier liberación.

Los 23 surcoreanos, entre los que hay 18 mujeres, son misioneros católicos que fueron capturados el pasado jueves por un grupo de insurgentes en las cercanías de la localidad de Qara Bagh, en Ghazni, cuando se dirigían hacia Kabul desde la ciudad meridional de Kandahar.

Por otro lado, el periodista alemán y dos de sus colaboradores que habían sido secuestrados por los talibanes, han sido liberados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento