Miembros del Ejército ruso preparando aviones para atacar en Siria
Miembros del Ejército ruso preparando aviones para atacar en Siria. EFE

Al menos ocho niños han muerto este lunes en Siria como consecuencia de un bombardeo ruso que habría alcanzado a una escuela en la ciudad de Anjara, provincia de Aleppo, según ha informado AFP. Hay al menos 20 personas heridas.

Según el Observatorio sirio de derechos humanos, todas las víctimas mortales —que cifra en total en nueve— se encontraban en el interior del colegio en el momento del bombardeo. Desde el domingo se ha producido también enfrentamientos entre fuerzas gubernamentales y rebeldes en el norte de la provincia.

La ONG afirma que la aviación de rusa efectuó, además, un centenar de bombardeos en las localidades de Jan al Asal, Al Zorba y las inmediaciones de Jan Tuman, al sur y al oeste de Aleppo.

Por otro lado, al menos tres menores perecieron por el impacto de proyectiles lanzados por organizaciones armadas de tendencia islámica contra el barrio de Ashrafie, bajo control del régimen, en la urbe de Aleppo.

Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, desarrolla una campaña de bombardeos en Siria desde el pasado mes de septiembre en la que es su primera intervención militar directa en el país árabe desde el inicio del conflicto en marzo de 2011.

Siria sufre una contienda desde hace más de cuatro años que se ha cobrado las vidas de más de 250.000 personas, de acuerdo al recuento del Observatorio.

Muertes en Madaya

Por otro lado, Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado este lunes que otras cinco personas más han muerto este domingo de inanición en la localidad siria de Madaya, asediada desde hace meses por las fuerzas de Bashar al Assad y a la que se espera poder enviar ayuda urgente.

A través de su cuenta en Twitter, MSF Siria ha informado de que los médicos a los que apoya en la localidad han confirmado "cinco nuevas muertes por inanición ayer en Madaya". De los fallecidos, han precisado, uno era un niño de 9 años mientras que el resto tenían más de 45.

Según la organización, los médicos de Madaya a los que apoyan contaban el domingo con otros diez pacientes más al borde de la inanición y que necesitaban hospitalización urgente". A estos se suman, ha precisado, "otros 200 pacientes con desnutrición cuyo estado podría volverse crítico" y que "necesitarán ser hospitalizados si la ayuda no llega".

"Los médicos apoyados por MSF, están cansados, débiles y enfermos" y "no han comido en una semana", ha precisado la ONG, subrayando que "todos los habitantes de Madaya están desesperados".

Entretanto, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha anunciado que sus equipos con ayuda para Madaya, que se encuentra cerca de Damasco, así como para otras dos localidades asediadas próximas a Líbano, Foua y Kefraya, "está de camino".