Los diputados de la CUP Julià de Jòdar y Josep Manel Busqueta son los sacrificados

El diputado de la CUP Benet Salellas y Anna Gabriel, durante una rueda de prensa tras la reunión del consejo político de la CUP y su Grupo de Acción Parlamentaria
El diputado de la CUP Benet Salellas y Anna Gabriel, durante una rueda de prensa tras la reunión del consejo político de la CUP y su Grupo de Acción Parlamentaria
Marta Pérez / EFE

Los diputados de la CUP en el Parlament Julià de Jòdar y Josep Manel Busqueta serían los dos miembros del partido que dejarían sus escaños en aplicación del acuerdo de investidura, que incluye renovar a algunos y que dos se incorporen a la dinámica parlamentaria de JxSí.

Lo ha dicho este domingo el diputado Benet Salellas en una atención a los medios, donde ha explicado que los miembros que ocuparían sus escaños serían los número 8 y 9 por Barcelona, Mireia Vehí y Joan Garriga, mientras que también se incorpora la número 2 por Lleida, Mireia Boya, para suplir a Ramón Usall, que anunció a principios de diciembre que dejaba el acta por motivos personales.

Salellas lo ha anunciado tras la reunión que ha convocado la CUP para ratificar el acuerdo con su consejo político, el Secretariat Nacional y el Grup d'Acció Parlamentaria (GAP) compuesto por sus diez diputados, al que han asistido cerca de 70 personas para explicar las últimas negociaciones con JxSí.

21% de votos críticos

La dirección de la CUP ha ratificado este domingo por mayoría, con un 21% de votos críticos, el acuerdo con Junts pel Sí (JxS) que permitirá la investidura de Carles Puigdemont como nuevo presidente de la Generalitat.

La reunión del consejo político y el grupo de acción parlamentaria de la CUP de este domingo se ha saldado con una votación en la que el 'sí' al acuerdo ha obtenido 44 votos a favor, frente a los nueve partidarios del 'no' y tres abstenciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento