Besteiro declarará el martes ante De Lara sobre su responsabilidad en la concesión de licencias en O Garañón

La comunicación de los abogados del secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, de que un macrojuicio en Málaga les impedirá acompañar al líder socialista a prestar declaración en calidad de imputado no ha convencido a la titular del juzgado de instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, para aplazar su testimonio en relación con el denominado caso Garañón.
José Ramón Gómez Besteiro en Melide.
José Ramón Gómez Besteiro en Melide.
EUROPA PRESS

La comunicación de los abogados del secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, de que un macrojuicio en Málaga les impedirá acompañar al líder socialista a prestar declaración en calidad de imputado no ha convencido a la titular del juzgado de instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, para aplazar su testimonio en relación con el denominado caso Garañón.

Así, mantiene su citación a Besteiro para el próximo martes a las 10,00 horas en el marco de una causa en la que se investiga la concesión de licencias para construir una urbanización a los pies del principal pulmón verde de la ciudad de Lugo y que se remonta a la época en la que el ahora líder socialista ejercía como concejal de Urbanismo a las órdenes del exalcalde Xosé López Orozco.

Está por ver cuál será su actitud en el edificio judicial, al que llegará, previsiblemente, sin el respaldo de sus letrados para declarar como imputado por cuatro delitos: contra la ordenación del territorio, prevaricación, cohecho y tráfico de influencias. Al respecto, fuentes de su entorno aseguran que el socialista "afronta esto con la seguridad absoluta de su inocencia".

En el pasado, siempre enfatizó su voluntad de acudir a prestar declaración para así poder ofrecer a la jueza su versión de los hechos. Inicialmente, su testimonio estaba convocado para el 31 de julio, aunque la magistrada decidió posponerlo hasta tener en su poder toda la documentación relativa al patrimonio del socialista y practicar otras diligencias.

En concreto, decidió escuchar con anterioridad al abogado del promotor de las torres de O Garañón, quien supuestamente habría negociado con el ayuntamiento los términos del convenio redactado en la etapa de Besteiro como edil de Urbanismo. Según su versión, este documento sirvió para "reducir la edificabilidad" junto al parque Rosalía de Castro, pero también garantizó al promotor una indemnización en el caso de que finalmente no pudiese construir.

Pago de su piso y su reforma

Al hilo de ello, la magistrada investiga si hay relación entre los permisos definitivos que se dieron para urbanizar O Garañón y el piso que Besteiro y su esposa compraron al socio de una empresa que había vendido antes el solar. Asimismo, trata de esclarecer si el jefe de filas del PSdeG se pudo ver favorecido en el precio y en la reforma posterior del inmueble.

Por esos asuntos fue interrogada la esposa del socialista cuando fue citada a declarar en calidad de testigo en julio del pasado año, apenas 10 días antes de la primera convocatoria de Besteiro. Sin embargo, tras ser informada por la jueza de la "dispensa" de prestar testimonio al ser la mujer de un imputado en la causa, finalmente se acogió a su derecho y no respondió.

Una vez notificado el aplazamiento de su declaración, y con el ánimo de despejar dudas, el expresidente de la Diputación de Lugo protagonizó al mes siguiente lo que definió como "un striptease económico y patrimonial" para defender su "honorabilidad". Con documentación bancaria y notarial entregada a los periodistas, sostuvo que pagó su piso a precio de mercado a través de una hipoteca y aportó la factura de la reforma, pagada años más tarde.

En cuanto a los motivos que le llevaron a posponer durante años el pago de la reforma de su casa, atribuyó el "retraso" a "deficiencias" que presentaba la obra; si bien un agente de la Policía Local de Lugo con más de 35 años de servicio llegó a declarar ante De Lara que Besteiro se ofreció a pagar las obras y que en al menos dos ocasiones el constructor se negó a aceptar el dinero del entonces concejal.

Relación con la jueza

Los aproximadamente seis meses que Besteiro lleva imputado se han caracterizado por un constante cruce de duros escritos entre sus abogados, que sostienen que De Lara no es competente para llevar el caso y han tratado de apartarla por varias vías, y la instructora.

Esta relación tuvo su punto álgido el pasado mes de diciembre, cuando la jueza denunció ante la Audiencia Provincial de Lugo un intento de coacción por parte de Cándido Conde-Pumpido Varela, hijo del anterior fiscal general del Estado, un año y medio antes de que asumiese la defensa del socialista.

La revelación de comunicaciones personales por parte de la magistrada sirvió entonces a los letrados de Besteiro para denunciar su "animadversión manifiesta" y pedir su recusación, algo actualmente en manos de la Audiencia Provincial tras la negativa de Pilar de Lara.

Para la defensa de Besteiro es clave lograr que se levante su imputación en un breve plazo, con la vista puesta en las primarias que el PSdeG celebrará en los próximos meses para elegir su candidato a la Presidencia de la Xunta, toda vez que los comicios autonómicos se prevén no más allá de octubre o noviembre.

Motivación política

De hecho, la motivación política es uno de los fundamentos de la causa abierta contra Besteiro, según sus abogados y según él mismo ha sugerido en alguna ocasión.

Y es que su imputación por este asunto, que tiene su origen en el año 2005, se produjo poco después de anunciar su vocación de acceder al puesto de senador por designación autonómica y de que su elección fuese finalmente vetada por el PP en el Parlamento gallego.

Una vez imputado, ya anunció que renunciaba a ocupar ese cargo y al aforamiento que conlleva, de modo que su caso pasaría de las manos de Pilar de Lara a las de un magistrado del Tribunal Supremo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento