Absueltos dos acusados de robar cheques a un cartero y modificar el importe y el nombre para el cobro

La Audiencia de Cantabria ha absuelto a dos acusados de un delito de hurto, que habían sido condenados a seis años de cárcel por robar paquetes y cartas de la moto de reparto de un cartero, en cuyo interior había cheques por distintos importes para diversas empresas, datos que en colaboración con terceras personas habrían modificado para el cobro de los mismos.

La Audiencia de Cantabria ha absuelto a dos acusados de un delito de hurto, que habían sido condenados a seis años de cárcel por robar paquetes y cartas de la moto de reparto de un cartero, en cuyo interior había cheques por distintos importes para diversas empresas, datos que en colaboración con terceras personas habrían modificado para el cobro de los mismos.

De este modo, la Sección Tercera estima totalmente los recursos de apelación interpuestos por la defensa de los procesados, que habían sido condenados a dos años y medio y tres años y medio de prisión cada uno, por presunto hurto y por falsedad en documento mercantil y estafa, así como al pago de sendas multas de 1.800 y 1.980 euros, al no considerar probada la autoría.

Según con la resolución judicial, recogida por Europa Press, se considera probado que sobre las 10 horas del 24 de febrero de 2012 personas "no suficientemente identificados", de común acuerdo entre sí y terceros que tampoco han sido identificados, se apostaron en el Polígono de Candina, en Santander, y aprovechando que un empleado de Correos había entrado en una empresa para hacer una entrega, se hicieron con numerosos paquetes y cartas que el trabajador llevaba en la moto de reparto.

Entre la mercancía sustraída figuraban dos cartas remitidas por dos empresas con sendos cheques por importe de 46,80 y 413,98 euros, respectivametne, destinados a otra firma ubicada en Candina. También había una carta de una constructora a una empresa del sector con un cheque por 1.750 euros, y una más de un colegio a unos almacenes con otro cheque de 45,31 euros.

Los cheques fueron entregados por los acusados a terceras personas con las que se habían puesto de acuerdo y que no han sido identificadas, para la recreación de reproducciones fotomecánicas de los documentos originales, en las que modificaban el importe y los destinatarios, conservando las firmas y resto de datos bancarios, y que presentaron en diversas oficinas de entidades de Santander.

Tras los cambios, las cifras que aparecían eran 2.850,5 euros, 2.784,3 euros, 2.810,3 y 2.810 euros, cuantías detraídas de las cuentas corrientes de las mercantiles emisoras si bien la entidad que efectuó la operación restituyó posteriormente los importes.

De acuerdo con la sentencia, no ha sido probado que los acusados fueran quienes se apoderaron del contenido de las cartas y sobres cerrados que tenía el motorista de Correos ni que cobraran los cheques.

Por estos hechos, los dos acusados fueron condenados a dos años y medio por un delito de hurto y otro de falsificación en concurso con otro de estafa, y a tres años y medio por los mismos delitos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento