El Centro de Cultura Activa Pedro Aparicio ha abierto este viernes sus puertas al público en un acto presidido por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en el que ya se han mostrado las tres dimensiones culturales de las que consta.

El espacio, ubicado en los bajos del Teatro Cervantes, la conocida como Sala Moreno Villa, será la memoria del coliseo malagueño y también una sala de exhibición de espectáculos de viva actualidad. Así, el Servicio de Archivo, Documentación e Información (SADI) albergará y divulgará el material informativo que constituye la historia del coliseo, se utilizarán sus instalaciones para exposiciones vinculadas al teatro y la cultura (Exposure) y se programarán actuaciones de vanguardia y pequeño formato (Sala Activa).

De la Torre, acompañado por la concejala de Cultura, Gemma del Corral, y el director del Teatro Cervantes, Juan Antonio Vigar, ha descubierto una placa en homenaje a Pedro Aparicio. En el acto, también ha estado presente María Ruiz de Castañeda, viuda del exalcalde de la ciudad, el político que impulsó la adquisición y reinauguración del coliseo en los años 80 y cuyo nombre estará ahora ligado al nuevo espacio.

El núcleo originario del proyecto del Centro de Cultura Activa Pedro Aparicio es el Servicio de Archivo, Documentación e Información (SADI) del Teatro Cervantes. Al respecto, Vigar ha explicado las claves de una infraestructura dotada de un servicio de atención personal para consultar la documentación y de ordenadores para el acceso a los datos.

El núcleo principal del SADI está formado por el material informativo, gráfico o de texto, audiovisual o virtual que constituye la documentación generada por el Teatro a lo largo de los años. Junto a ello, un fondo bibliográfico especializado, formado por monografías, obras de referencia y materiales especiales, completará la oferta para los profesionales e interesados en las artes escénicas.

MUESTRAS

También la visita al centro de este viernes se ha detenido en la exposición 'Festival Internacional de Teatro. 1983-1986', la primera de una serie dedicada a la historia de un encuentro que inicia este viernes su 33 edición con el estreno absoluto del montaje de la compañía Sexpeare 'Rinconete y Cortadillo'.

La muestra, compuesta por carteles, fotografías, entradas, programas y diversa documentación administrativa de las primeras ediciones, se podrá visitar hasta el 19 de marzo.

Por otro lado, el acto de inauguración del Centro de Cultura Activa Pedro Aparicio se ha cerrado con dos detalles de su carácter de espacio vivo de creación y exhibición, uno teatral y el último musical. Así, el martes, día 12, se estrena el monólogo 'La calma', texto de Pablo Bujalance inspirado libremente en 'La tempestad' shakespeariana.

Es más, este viernes se ha visto un fragmento de esta pieza incluida en el ciclo 'Anverso/Reverso', que rememorará al Bardo de Avon y a Cervantes con ésta y otras tres obras. Asimismo, lo completarán sendas piezas de Cristina Consuegra, a la sazón también coordinadora del mismo, Francisco Eduardo Conde y Alejandro Simón Partal.

Tanto este ciclo como el 'workshop' 'Hollywood o cómo ser parte de la película', taller que impartirán Andrea Quintana y Alberto Cortés en su interior, y que también está incluido en la programación del 33 Festival de Teatro, dan fe del carácter abierto, exploratorio, creativo y didáctico de este nuevo espacio ganado para las artes escénicas.

La velada inaugural ha concluido con la interpretación de un dúo de Puccini, uno de los compositores favoritos del exregidor, por parte del tenor Luis Pacetti y la soprano Lourdes Martín con el acompañamiento al piano del maestro Arturo Díez Boscovich, una actividad musical que anticipa otro de los usos previstos en esta sala activa.

Consulta aquí más noticias de Málaga.