Raquel Iniesta, la activista a la que el Ayuntamiento de Cuenca ha impuesto una multa de 3.000 euros por organizar una manifestación contra el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros, ha recibido más de 960 firmas de apoyo en Change.org.

Una iniciativa puesta en marcha el martes en la plataforma bajo el nombre: 'Ángel Mariscal (alcalde de Cuenca) PJ García Hidalgo (concejal de Cuenca): Ayuntamiento de Cuenca retire la sanción de 3.000 euros a una activista bajo falsas acusaciones'.

El primer edil conquense se ha reunido este viernes con Iniesta para mostrarle su "sensibilidad" y asegurarle que "no es una cuestión política", según ha explicado la afectada.

En declaraciones a Europa Press, la activista ha añadido que Mariscal "quiere parar la campaña", iniciada también en Twitter, porque le "está perjudicando".

En dicho encuentro, Iniesta asegura que, tras insistirle en que no debe preocuparse porque puede "pagar de forma fraccionada y a plazos", el regidor conquense le ha recordado que es necesario "seguir el proceso".

Un proceso al que ella, dice, no le tiene "miedo", remarcando que, hasta que no le llegue la notificación "por escrito de que se asumen las segundas alegaciones, la campaña sigue, no se va a parar" porque "son acusaciones falsas" que, ha dicho, "no voy a asumir".

Petición en change.ORG

Iniesta y parte de quienes se concentraron el 15 de junio para, al igual que ella, exigir el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros, recuerdan en su petición registrada en Change.org que, el pasado 27 de julio, la afectada recibió la notificación de la sanción y la carta de pago de 3.000 euros de multa que el Consistorio conquense le impuso "bajo falsas acusaciones".

En la petición se recuerda, asimismo, que en la denuncia formulada por un agente de la Policía Local se acusa a la activista de "modificar el contenido de las señales o colocar sobre ellas o en sus inmediaciones placas, carteles, marcas u otros objetos" el día 15 de junio a las 8.45 en la Plaza de la Constitución de Cuenca capital. Unas acusaciones que, aseveran, "sabemos que son falsas".

"Nos concentramos el 15, sí", han admitido, pero, subrayan en su petición, "a las 20.00 horas en la Plaza de la Hispanidad", lugar donde "no existe señal ni placa que pueda ser modificada, al tratarse de una calle peatonal".

Asimismo, se preguntan si la autoridad local fue testigo de la infracción, "por qué no se notificó en el momento y fueron a sancionar a la persona que legalizó la concentración", y han asegurado que esto tiene un nombre, "represión".

Por otra parte, han recordado que el pasado día 30 de diciembre se registraron las segundas alegaciones a la "falsa denuncia", que esperan que "anulen el expediente".

"Sea así o no, seguiremos saliendo a la calle y no guardaremos silencio ante las desigualdades que genera este sistema capitalista", han advertido los impulsores de esta petición, que concluye con el mensaje "¡Protestar es un derecho y reprimir es el delito!".

Consulta aquí más noticias de Cuenca.