El temporal ha obligado a cortar ocho carreteras provinciales en Lugo, en las que la Diputación ha intensificado los trabajos en las carreteras de Xermande, Viveiro, Vilalba, Castro de Rei, Barreiros, Begonte y Pastoriza para restablecer el tráfico.

En concreto, las vías en las que trabaja, que al medio día permanecían cortadas, son la LU-P-2207 en Xermade, de Raiola por Ponte Corbal a Buriz; la LU-P-6606 en Viveiro, en Area; la LU-P-6506 y 6505 en Vilalba, que sale de la N-634 por Insua y Ladra; así como la LU-P-0602 en Barreiros, de N-634 a la playa de Barreiros.

Además de la LU-P-4401 en A Pastoriza, desde la carretera de Paraxes a Lourenzá, por Pastoriza y Reigosa; la LU-P-1112, de Muimenta a Pacios en Castro de Rei; LU-P-1106, de Castro de Rei por Reigosa a la carretera de Bretoña; la LU-P-0802, de Begonte a Santalla.

Estas vías están cortadas al tráfico debido a la acumulación de agua existente tras las intensas lluvias producidas por el temporal. Los trabajos consisten, en su mayoría, en actuaciones de drenaje y achique de agua.

Acumulación de agua en viviendas

Los medios de Diputación continúan trabajando en la LU-P-2202, a su paso por Roupar, en Xermade, para evitar que la acumulación de agua llegue a las viviendas de la zona.

Los municipios más afectados por el temporal, en los que también se encuentran los trabajadores de la Diputación, son O Vicedo, Viveiro, Xove, Burela, Cervo, Ourol, Muras, Xermade, Valadouro, Foz, Mondoñedo, Barreiros e Lourenzá.

El operativo está compuesto por 22 operarios, ocho palas mixtas, cuatro motoniveladoras, diverso material de achique, motosierras y vehículos de descombro.

El organismo provincial mantendrá activado el operativo durante toda la jornada por si registran, durante las próximas horas, nuevas incidencias relacionadas con la nieve o la lluvia.

Consulta aquí más noticias de Lugo.