La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Socialista, Bel Oliver, ha asegurado que el Impuesto de Turismo Sostenible, cuyo proyecto de Ley ha sido aprobado este viernes en Consell de Govern, "modernizará la industria turística y aportará beneficios para toda la sociedad".

Oliver ha dado así su apoyo a este nuevo impuesto que a partir de este lunes iniciará su tramitación parlamentaria para que pueda entrar en vigor a partir del mes de junio.

La socialista ha avanzado que el proceso obtendrá el voto a favor de los socialistas para "dar cumplimiento a uno de los Acuerdos por el Cambio más importantes" de la legislatura porque, según ha dicho, "tenemos un Govern que funciona y que cumple sus compromisos".

En este sentido, ha defendido la aplicación de este nuevo impuesto porque "en los últimos años se han tenido las mejores temporadas turísticas, lo que se debe ligar a la mejora de esta industria dedicando parte de estos nuevos recursos".

Aun así, la portavoz ha criticado "la falta grave de financiación estatal" que, tal como ha expresado, "no permite solventar la necesidad de modernizar infraestructuras" ni ayudar a preservar el medio ambiente, el paisaje ni el territorio".

Por esto, la socialista considera que la aplicación de este tributo "permitirá modernizar las infraestructuras turísticas, preservar y potenciar el territorio e incluso mejorar instalaciones sanitarias y sociales", por lo que considera este impuesto, "mas allá de la industria turística, aportará beneficios para todos".