El gerente de Autobuses Urbanos de Zaragoza (AUZSA), Manuel Ramo, ha aseverado que "asumir las pretensiones del comité de empresa supondría echar la persiana y la empresa no sería viable y a partir de ahí no tenemos nada mas que decir. Está bastante claro".

La situación "es muy complicada y el contrato con el Ayuntamiento es clarísimo", ha añadido Ramo para apostillar que las cuentas son también complicadas con unos primeros años con perdidas y hay que ser prudentes para aplicar una subida salarial, porque los salarios son más del 60 por ciento de los coste de la empresa y a partir de ahí se pone en riesgo la viabilidad de la empresa".

Así de tajante se ha expresado Ramo sobre la petición de asumir una subida salarial del 4,2 por ciento que exige el comité de empresa, mientras que desde la dirección se les ofrece una actualización salarial conforme al IPC.

Ramo se ha reunido este viernes con la concejal de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Teresa Artigas, que le la citado al igual que al comité de empresa, en sendas reuniones, para conocer las posturas de ambas partes tras casi un mes de paros parciales en el servicio del transporte de autobús.

Dos caminos

En declaraciones a los medios de comunicación, Ramo ha informado de que en la reunión le ha expuesto la posición de la empresa con la finalidad de "explorar posibilidades de acuerdo y ahora toca a las dos partes ver qué podemos hacer y que se nos ocurre pero la situación es complicada porque en lo económico el comité dice que sus pretensiones son las que son y no se van a mover".

Ramo ha apuntado que "entiendo que el conflicto tendrá que acabar un día u otro y ambas partes tenemos que sentarnos e intentarlo" y ha expuesto que hay dos vías.

La actual que "no lleva a ningún punto de encuentro y otra desde una situación real ver el tema económico desde un prisma de realidad y garantizar el poder adquisitivo durante el convenio no es baladí, sino que es una buena propuesta y estamos dispuestos a limar otros aspectos organizativos e intentar llegar a acuerdos" para abundar en que el "tema económico es un punto de bloqueo y si se puede soslayar se podrá llegar a un acuerdo".

Categórico ha dicho que la dirección de la empresa está dispuesta a sentarse a hablar "mañana si hace falta y así desbloquear la situación" y se ha dado de plazo el fin de semana para" pensar y ver qué podemos hacer y hablar también con ellos para buscar una vía de acuerdo".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.