El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado que el Consell se reunirá en Morella (Castellón) este fin de semana para determinar las próximas medidas que tomará el Consell, "analizar las prioridades para este próximo semestre" y estudiar "nuevos proyectos" como la Agencia Tributaria o la reforma fiscal.

El jefe del Consell se ha manifestado así a preguntas de los periodistas en el brindis de Año Nuevo ofrecido por la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) de Alicante, donde ha insistido en la necesidad de que el Consell empiece debates "que salgan de la cotidianidad" y, por ello, en el Seminari Govern-Hivern 2016 se iniciará "un tiempo de reflexión que ayuda a la buena gobernanza".

Asimismo, el presidente ha aseverado que derogarán en las Corts la Ley de Señas que aprobó el grupo popular en la pasada legislatura porque "sólo servía para enfrentar a los valencianos", no tiene "ningún tipo de sentido" y fue una "acción propagandística preelectoral".

Puig ha señalado, a modo de balance, que tras seis meses de mandato "el Gobierno valenciano está funcionando de una manera adecuada" y ha añadido que "hay una gran cohesión". Ha agregado que su Gobierno es "sólido" y que está cumpliendo el Acord del Botànic "con buena salud".

En este sentido, ha añadido que hay que estudiar "cómo se puede mejorar" porque no están en un "proceso de triunfalismo ni de autosatisfacción", sino que han de resolver "los problemas de esta comunidad".

Ahora, de lo que se trata es de "orientar bien las prioridades", teniendo en cuenta el entorno político actual de España, y ha hecho alusión a los presupuestos de la Comunitat, ya aprobados, y que desarrollarán para ver "las reformas que necesita la Comunitat".

Ha destacado los "avances" en estos últimos seis meses, como las 800.000 personas que ya no tienen que pagar el copago farmacéutico o el más de medio millón de familias que se beneficiarán de los libros de texto gratuitos. "Eso es la política: transformar la sociedad y mejorar la vida de la gente", ha declarado al respecto Puig.

Denominación de origen de los vinos

Por otra parte, preguntado por la posible unificación de las denominaciones de origen de los vinos de la Comunitat, el presidente se ha mostrado partidario de que la denominación "tenga en cuenta el territorio más cercano" porque da "fortaleza" al arraigo del producto.

No obstante, Puig ha abierto la puerta a buscar con todos los productores una "marca paraguas" para "fomentar la comercialización" y "aumentar presencia en el mundo", pero ha dejado claro que no es partidario de "perder la denominación de origen ni de Alicante ni de los vinos comarcales, territoriales que existen en nuestra Comunidad", ya que ha subrayado el valor de la singularidad de cada uno de ellos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.