El próximo martes, 12 de enero, se celebrará un Consell de Govern extraordinario en el que se procederá a la aprobación del decreto ley sobre protección del territorio, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo autonómico.

Precisamente, durante el balance de los primeros seis meses de legislatura, el vicepresidente del Govern, Biel Barceló, puso como ejemplo de la aceleración de medidas, la aprobación este viernes del impuesto turístico y, la próxima semana, del decreto ley de protección por el que se paralizarán las medidas más urbanísticas aprobadas por el Govern del PP.

En lo que se refiere al decreto ley sobre el territorio, Barceló resaltó que aún se está negociando, pero se encuentra en "la recta final" para aprobarlo la próxima semana con el fin de lograr "la máxima protección territorial, teniendo en cuenta todas las situaciones de licencias solicitadas que existan".

El gob pide valentía

Por su parte, el grupo ecologista GOB ha criticado, en un comunicado, que el Govern haya hecho "caso omiso" a sus peticiones que tienen que ver con el decreto de medidas territoriales.

Según los ecologistas, dicho decreto "debe desactivar los artículos más graves, desde el punto de vista del territorio y la ordenación urbanística de las Leyes Bauzá".

Un decreto que, para la entidad ecologista, "llega tarde" y respecto del cual el GOB "también ha intentado participar en el debate político y social aportando los conceptos y artículos claves necesarios para recuperar un marco mínimo de preservación el interés general y el territorio ante los intereses económicos privados y la desregulación impulsada por Bauzá", han añadido al respecto.

Según critican, el decreto "se ha retrasado mucho y parece que las Leyes agraria y turística han sido las que más ha costado de embestir con coraje, porque en ambos casos, se trata de quitar privilegios adquiridos la pasada legislatura por los grandes sectores poderosos; el hotelero y los de los grandes propietarios de suelo rústico", han señalado.

Por todo ello, insisten en que "hay que actuar con valentía y conseguir, como mínimo, derogar o modificar los aspectos más graves y con los que el GOB ya ha incidido reiteradamente", han apostillado.