La Fiesta de la Moto de Valladolid abre sus puertas este viernes en los terrenos de la antigua Hípica de Caballería y los Padres Paúles, con una cifra de inscritos que ronda ya los 4.000, según ha explicado el alcalde, Óscar Puente, y a la espera de que el tiempo "acompañe" estos días y lleguen más moteros y más ciudadanos que quieran asistir a los conciertos que se programan para esta noche y mañana.

El regidor socialista ha visitado al mediodía de este viernes las instalaciones de la Fiesta de la Moto, junto a la carretera de Rueda, donde ha estado acompañado por varios concejales del equipo de Gobierno, así como por el tesorero del motoclub Turismoto, José Manuel Navas, y una veintena de personas ataviadas con anoraks de dicho club, que ha organizado la concentración Pingüinos hasta hace dos años.

El alcalde ha explicado que los últimos datos disponibles señalan que, entre las inscripciones a través de la página web y los moteros que han llegado a la campa entre este jueves y la mañana de este viernes, se suman ya unos 4.000 participantes, aunque espera que el tiempo "acompañe" y lleguen más durante esta tarde, el sábado y el domingo.

La vista del Ayuntamiento y de los motoclubes que colaboran en la organización está puesta en el cielo nuboso que cubre Valladolid este viernes, pues como ha reconocido el alcalde, de la climatología depende que a las horas de los conciertos programados para este viernes y sábado se acerque gente "que no pertenezca al mundo de la moto".

De hecho, aunque a mediodía de este viernes en el recinto sólo se encontraban unos centenares de moteros, así como las personas que participan en la organización y trabajadores de los establecimientos hosteleros instalados en las carpas, los caminos y las campas ya estaban ligeramente embarrados.

Los datos de la predicción meteorológica de la Aemet, consultados por Europa Press, señalan la posibilidad de lluvias a partir de las 16.00 horas y más intensas desde las 20.00.

En todo caso, Óscar Puente ha preferido "no fijarse objetivos" de cifras, porque ya considera un "éxito" poner esto "en pie", para que este 2016 sea un año "de transición" y se pueda "valorar desde otra perspectiva" en 2017 "ya con Pingüinos de nuevo en Valladolid".

"Espero que hayamos puesto de nuevo esta rueda a girar, que se había parado y necesitábamos de nuevo poner en marcha par que la ciudad no pierda esto", ha subrayado el primer edil.

Cabe recordar que este evento está organizado por el Ayuntamiento para cubrir el vacío dejado por la segunda cancelación consecutiva de Pingüinos, concentración organizada durante más de 30 años por el motoclub Turismoto, cuya Junta Directiva, presidida por Mariano Parellada, decidió suspender alegando las dudas con motivo de los posibles recursos contra los permisos ambientales necesarios para utilizar la Antigua Hípica como zona de acampada en una nueva edición de Pingüinos.

El tesorero de Pingüinos, José Manuel Navas, que mantiene un litigio judicial con Parellada, ha apoyado la iniciativa municipal y ha colaborado en la organización junto a un grupo de socios de Turismoto, de los que en torno a una veintena, ataviados ellos con anoraks serigrafiados con el logo del motoclub, han acompañado al regidor en el recorrido por las instalaciones.

Finalmente, sólo se utiliza una parte de la parcela de la Antigua Hípica Militar que no cuenta con protección ambiental, en la que se pueden instalar tiendas de campaña. Además, el Ayuntamiento ha cortado leña de pino para que los participantes puedan encender hogueras.

Restauración y bebida

Al mediodía también han abierto sus puertas las carpas de restauración instaladas en la zona de la antigua Hípica Militar, con la participación de diez establecimientos en un espacio de 1.200 metros cuadrados. Asimismo, empresarios de locales de ocio nocturno de la ciudad han desplegado varias barras para la venta de bebidas y refrescos junto al escenario de los conciertos.

Asimismo, en el centro de la ciudad varias decenas de establecimientos participan en la denominada 'I Ruta del Tapeo Motero'. El presidente de la Asociación provincial de Empresarios de Hostelería, Jaime Fernández Lafuente, también ha acompañado al alcalde en la visita al recinto de la Fiesta de la Moto.

Allí, a partir de las 21.00 horas de este viernes comenzarán los conciertos del Festival Casette Rock, con los grupos Trogloditas, La Guardia, La Frontera, Rebeldes y Burning. Mañana sábado será el turno de los DJ Óscar de Rivera y Carlos Jean y los grupos Mago de Oz, Los Extraños y Danza Invisible.

Además, este sábado los participantes en la Fiesta realizarán sendos desfiles, uno con un recorrido similar al que se hacía en las ediciones de Pingüinos, desde las instalaciones de la antigua Hípica hasta la acera de Recoletos, y un segundo en la zona de la Cúpula del Milenio en recuerdo de las víctimas de accidentes.

Todo ello se completará con actividades programadas en la ciudad, como exhibiciones acrobáticas en el aparcamiento de Vallsur o en la zona del Campo Grande, y actividades formativas sobre seguridad vial en la Plaza del Milenio.

Para el transporte de personas que no quieran acudir a la Fiesta de la Moto en vehículo particular, la empresa municipal de autobuses (Auvasa) ofrecerá un servicio especial con salidas cada media hora desde la plaza del Poniente y paradas en Plaza de Poniente, frente a San Lorenzo, con paradas en María de Molina —esquina Plaza Zorrilla—, Paseo de Zorrilla 130 —junto al Corte Inglés— y 238 —junto a Vallsur—, plaza Junta de Castilla y León y finalización en Carretera de Rueda, frente al colegio Ave María y junto al recinto.

El concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, ha explicado que en principio la frecuencia será cada media hora, pero se espera que a la hora de los conciertos, si la afluencia es mayor, salgan más autobuses.

Igualmente, se ha habilitado una parada de taxis junto al recinto.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.