La mortalidad por accidentes de carretera en la provincia de Sevilla bajó en 2015 un 32,4 por ciento, con 12 víctimas mortales menos que el año anterior, según ha explicado este viernes la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero, que ha detallado que el año pasado murieron en las vías interurbanas de la provincia un total de 25 personas en 23 accidentes mortales.

Panadero ha destacado el "importante descenso" de la mortalidad y considera que estos datos resultan "aún más significativos si se tiene en cuenta que la movilidad ha aumentado un 5,5 por ciento" en las carreteras de la provincia, pasando de 18,57 millones de desplazamientos en 2014 a 19,59 millones en 2015, según se recoge en el informe de accidentalidad correspondiente a las vías interurbanas de Sevilla elaborado por la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla.

Según dichos datos, en 2015 se mantiene la tendencia de descenso registrada durante los últimos años. De hecho, en 2015 se han registrado 110 fallecidos menos que en 2003, cuando se produjeron 135 víctimas mortales.

El descenso de la mortalidad en las carreteras sevillanas es más evidente cuando se compara el promedio mensual de víctimas mortales, en 2003 hubo un promedio mensual de 11.3 fallecidos, frente a los 2.1 de 2015, lo que representa nueve fallecidos menos cada mes del año.

Cabe destacar que durante el año 2015 se han registrado 342 días sin víctimas mortales en Sevilla, frente a los 271 días de 2003.

Características de la siniestralidad

Según los datos aportados por Panadero, por sexos, se sigue observando un mayor porcentaje de fallecidos de sexo masculino. La proporción de varones fallecidos sobre el total ha sido del 70,8 por ciento, mientras que el de mujeres es del 29,2 por ciento. La proporción de mujeres fallecidas en la provincia es superior a la media andaluza, con un 19,3 por ciento de mujeres fallecidas.

Por edades, el mayor porcentaje de fallecidos se acumula en el grupo de edad de 35 a 44 años, junto con el grupo de 45 a 54 años, ambos grupos con seis fallecidos. No se han registrado víctimas mortales en niños con edades comprendidas entre cero y 14 años.

Por tipo de vía, las carreteras convencionales siguen siendo las vías donde ocurre el mayor número de fallecimientos. En 2015 nueve de cada diez muertes se produjeron en este tipo de vías. Concretamente el año pasado fallecieron en estas vías 22 personas, tres menos que en 2014.

Además, continúa la mejora de la seguridad vial en las vías de gran capacidad. Los fallecidos en autopista y autovía han sido tres, nueve menos que en 2014. Mientras que por tipo de accidente, cuatro de cada diez muertes se produjeron en accidentes por salida de vía, con un total de diez fallecidos. El siguiente tipo de accidente más presente fue la colisión lateral y frontolateral, con seis fallecidos (24,0 por ciento) respecto al total.

Por hora del accidente, el 48,0 por ciento de las muertes se produjo en el intervalo horario comprendido entre las 7,00 y las 13,59 horas; mientras que por día de la semana, el 32,0 por ciento de las víctimas mortales se registró en fin de semana (sábado y domingo). En el resto de días laborables es el viernes el que registra una mayor cifra de fallecidos, con siete. Según los datos aportados por Panadero, fueron 15 los fallecidos en turismo, tres menos que el año anterior.

Además, no se han registrado ocupantes de furgoneta fallecidos, frente a los cinco de 2014; y tampoco se han registrado ciclistas fallecidos, frente a los dos muertos en 2014. Sin embargo, aumentan los fallecidos en motocicleta y en ciclomotor hasta cinco, uno más que en el año anterior. Los peatones fallecidos descienden de cinco a dos.

Uso del cinturón

Casi uno de cada tres fallecidos ocupantes de turismo no hacía uso del cinturón de seguridad. Al hilo de ello, la Subdelegación ha recordado que, de acuerdo con diferentes estudios, el uso del cinturón de seguridad reduce en un 50 por ciento el riesgo de muerte en caso de accidente. De acuerdo con esto, dos usuarios de turismo podrían haber salvado la vida en caso de usarlo.

Todos los usuarios de ciclomotor y motocicleta hacían uso del casco en los casos analizados.

La DGT tiene en funcionamiento las Unidades de Víctimas de Accidentes de Tráfico creadas en cada una de las Jefaturas Provinciales de Tráfico de toda España con el objetivo de coordinar una red integral de ámbito nacional, de información y atención a las víctimas de accidentes de tráfico. Esta Unidad, en 2015, ha atendido en Sevilla a más de 2.000 víctimas de accidentes.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.