La Federación de Construcción y Servicios de CCOO (FECOMA-CCOO) y la Federación de Industria Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT) han suscrito el manifiesto de oposición sindical a la concesión del estatus de economía de mercado a la República Popular China, al considerar que esto supondría una competencia desleal para todos los sectores económicos, incluido el sector azulejero.

Dicho estatus, según el manifiesto, supondría la desaparición de los controles existentes sobre dumping y otras prácticas comerciales inadecuadas que "impactarían negativamente" en la economía europea y en la española, y podría suponer la pérdida de 3,5 millones de puestos de trabajo en Europa.

El secretario general de UGT en Castellón, Tino Calero, ha explicado en rueda de prensa que "no se dan las condiciones para que China pueda adquirir el estatus de economía de mercado, ya que en este país no existen los sindicatos libres ni un sistema democrático que permita a los ciudadanos elegir".

"Reconocer la economía de mercado a China supondría una competencia desdeal, lo que afectaría al sector azulejo como para no volver a levantar cabeza", ha señalado.

Por su parte, el secretario provincial de CCOO, Manel Nieto, ha explicado que "abrir las puertas a China para que sus productos entren como un elefante en una cacharrería en el mercado de la UE nos afecta de forma directa al azulejo". "Hablamos de que las grandes multinacionales se implantarían en la UE sin tener en cuenta las normas laborales y el marco social", ha añadido.

Como ejemplo, ha aclarado que uno de los problemas es el coste laboral, "pues si aquí cuesta entre 6 y 7 euros el metro cuadrado de azulejo, en China seguro que no llega a un euro".

Finalmente, el responsable de MCA-UGT, Ismael Sáez, ha apuntado que "no hay condiciones que justifiquen la concesión del estatus de economía de mercado a China y, además, no debe ser una decisión económica, sino jurídica".

Consulta aquí más noticias de Castellón.