El Grupo popular del Ayuntamiento hispalense ha propuesto al Gobierno municipal del socialista Juan Espadas, que la reforma del reglamento orgánico del propio consistorio incluya toda una serie de medidas para fomentar la transparencia y la participación ciudadana, como por ejemplo un "turno ciudadano" en el debate plenario de medidas y mociones, "consultas vinculantes" a la ciudadanía o una "iniciativa reglamentaria popular".

En rueda de prensa, el portavoz del Grupo Popular, Juan Ignacio Zoido, y el concejal Beltrán Pérez han explicado que el pasado 28 de diciembre trasladaron al Gobierno municipal socialista una serie de propuestas de cara a la reforma del reglamento orgánico acordada por el conjunto de fuerzas políticas, al objeto de fomentar la transparencia de la Administración local y la participación ciudadana.

Las propuestas del PP, en ese sentido, contemplan un "turno ciudadano" mediante el cual, a la hora del debate plenario de una iniciativa o moción, podrían intervenir todas aquellas asociaciones o federaciones de asociaciones que estén inscritas en el registro municipal de asociaciones y hayan participado en el expediente o trámite de la iniciativa en cuestión o acrediten que la misma afecta a sus miembros u objeto social.

"E-DEMOCRACIA"

Además, el PP esgrime la experiencia de su programa de "E-Democracia", implantado en las juntas municipales de distrito en el pasado mandato, al objeto de que los ciudadanos puedan proponer ideas, demandas y medidas de manera digital y a través de dicha plataforma, para que las mismas sean elevadas al pleno si alcanzan determinado grado de apoyo entre el resto de los ciudadanos.

La tercera propuesta del PP, también articulada mediante la plataforma digital E-Democracia, persigue canalizar a través de esta herramienta las preguntas de la ciudadanía al alcalde, para que las que cuenten con determinado grado de apoyo ciudadano impliquen la "comparecencia pública" del primer edil para dar respuesta a la cuestión planteada. Igualmente, el PP propone "consultas vinculantes" sobre asuntos relacionados con el devenir de la ciudad, y también mediante la plataforma digital E-Democracia.

En quinto lugar, los populares proponen crear la figura de la "iniciativa reglamentaria popular", mediante la cual serían elevadas a pleno las propuestas ciudadanas que cosechen determinado número de firmas y que afecten a los aspectos cuya regulación compete al Ayuntamiento.

Respecto al funcionamiento del propio pleno, el Grupo popular propone "potenciar" la comisión de ruegos, preguntas e interpelaciones, haciéndola pública y retransmitiendo sus sesiones a través de Internet y permitiendo que los ciudadanos puedan participan en dicho órgano mediante las asociaciones inscritas en los Consejos de Participación Ciudadana.

"aligerar" el pleno

Además, se propone "potenciar" las comisiones delegadas del pleno, para dotarlas de más debate político y "aligerar" así el desarrollo de las sesiones del propio pleno corporativo, que habitualmente se prolongan durante horas y horas de tal manera que la reforma del pleno se ha convertido en una asignatura pendiente del Ayuntamiento. Por último, el PP propone que los debates anuales sobre el estado de la ciudad se conviertan en sesiones de carácter "obligatorio".

Así, Zoido ha defendido que muchas de estas medidas estaban ya recogidas en el programa electoral del PP para las últimas elecciones municipales, como por ejemplo la de las consultas vinculantes, y ha negado que las propuestas respondan a un acto de "populismo". "No se trata de hacer medidas de cara a la galería. Hay que mejorar el funcionamiento del pleno y fomentar la proximidad con los ciudadanos", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.