El Ayuntamiento de Écija (Sevilla) ha indicado este viernes que la Policía Nacional, "tras comprobar las facturas de compra, y como consecuencia asimismo de las indagaciones propias de la investigación, ha descartado que los calcetines repartidos desde varias de las carrozas en la Cabalgata de Reyes de Écija del pasado día 5 sean los mismos que los presuntamente robados en una nave, como había denunciado un particular, fabricante textil de la ciudad".

En un comunicado, el Consistorio ha precisado que, no obstante, "la investigación del robo permanece abierta", pero ha insistido en que, "según fuentes policiales, no existe relación entre las dos partidas de calcetines, ya que la que fue presuntamente sustraída el 4 de enero fue adquirida en la localidad barcelonesa de Mataró, mientras que los calcetines repartidos desde varias de las carrozas fueron adquiridos a un proveedor de Murcia".

Según aclara el Ayuntamiento, "las asociaciones que participaron en la cabalgata han aportado documentación de la compra del material textil regalado durante la misma, certificando de este modo su procedencia legal", de modo que "las prendas no son las mismas".

"Ambas partidas, según las fuentes policiales consultadas, han sido adquiridas de manera legal, tanto por los responsables de las carrozas como por parte del empresario presuntamente robado, aunque, eso sí, la investigación sobre el presunto hecho delictivo permanece abierta", ha concluido el Consistorio.

Cabe recordar que ya este jueves el portavoz del gobierno socialista del Ayuntamiento de Écija, José Antonio Rodríguez, había defendido que el Consistorio se limita a organizar la Cabalgata de Reyes Magos y entregar a los colectivos que participan en ella los caramelos y dulces cedidos a tal efecto por los empresarios locales, negando cualquier compra o conexión con los materiales textiles supuestamente robados en una nave, cuyo propietario denuncia que su género podría haber sido repartido en la Cabalgata.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.